miércoles, 21 de junio de 2017

"HE DICIDIDO DEJAR E SUFRIR"

Dejar de sufrir
  • En estas palabras se halla, ante todo, la consideración hacia el esfuerzo que quien tenemos ante nosotros va a hacer para complacernos o para ayudarnos.
  • Nunca debería darse por sentado que alguien hace algo por simple voluntad o solo porque nosotros se lo pidamos.
Este sencillo acto nos ennoblece y, a su vez, nos conecta con la otra persona, dándole valor, respeto, y a su vez, libertad absoluta para ceder o declinar nuestra súplica.

dándole valor, respeto, y a su vez, libertad absoluta para ceder o declinar nuestra súplica.

El arte de vivir