miércoles, 18 de enero de 2017

"TODOS HABLAN DE LIBERTAD, PERO VEN A ALGUIN LIBRE Y SE ESPANTAN..."

Según la RAE “Libertad” es la facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera o de otra, y de no obrar, por lo que es responsable de sus actos.
Libertad
Además de otras 11 acepciones más que hablan de otras formas de libertad. También habla de la facultad que se disfruta en las naciones bien gobernadas de hacer y decir cuanto no se oponga a las leyes ni a las buenas costumbres… como comprenderéis en este país esto último es relativo, ya que, para empezar lo de bien gobernada, ejem, estaría cogido con pinzas, llegando al punto de insubordinación (otra acepción de libertad) para conseguirla. Como bien parece, que ya interpretaba Mafalda (o Quino como creador) al ver que Libertad (“la libertad”) es tan sumamente pequeñita, dejando suspendida la metáfora en nuestra mente.
Porque además, relacionando la cita con la viñeta, cuando muchos ven la libertad, se espantan o llegan a conclusiones estúpidas, y si tienen el suficiente poder, entonces, podrán ejercerlo para censurar en diferentes aspectos este derecho que tenemos como seres humanos, mostrando al mismo tiempo al mundo lo benevolentes y libertarios que son. Ayer nos confirman que una potencia mundial espía a todo ser viviente al que pueda acceder, hoy que permiten la libertad a una etarra que quito la vida a muchos otros, y mañana ¿qué será?. Al final parecemos títeres en un teatrito llamado planeta, donde nada parece calculado al azar, como en el show de Truman donde todo era un montaje. En muchas ocasiones, es como si ya no tuviéramos poder de decisión sobre nosotros mismos (prohibición para abortar, o para casarse con quien a uno le plazca, etc), ni libertad de expresión (censura, información sesgada, etc), ni … ni… ni… muchos otros etcéteras que podrían hacer una lista infinita. 
Como decía Michael Jackson, si Martin Luther o Roosevelt estuvieran vivos no lo permitirían, más bien se quedarían pasmados, después de lo que se luchó por conseguir tantos derechos, por tener la libertad de decisión, de expresión, de poder vivir bajo unos derechos humanos, con igualdad,… ¿Quién dice que no se puede viajar en el tiempo?, al pasado, lógicamente, porque retrocedemos a una velocidad pasmosa…

En fin, que cada uno saque sus propias conclusiones, yo voto por intentar ser libre en todo lo que hago y ser tolerante en que otros lo sean… Y a ver si, con mucha suerte, algunos vuelven a estudiarse la historia de este planeta y recapacitan…

El arte de vivir

martes, 17 de enero de 2017

"MI PATRIA"

Llámame exquisito, pero no quiero corruptos en mi patria. Ni gente que se aproveche adrede de la buena fe de los demás. Ni ladrones que roban con el único afán de amasar: mejores coches,
Mi patria
casas más grandes, joyas. Robar para dar de comer a tus hijos, eso sí que es mi patria porque lo entiendo (yo haría lo mismo). Urdangarines que podrían vivir bien con lo que tienen y sin embargo roban a sus mismos compatriotas, no. Nunca. En ningún caso. Tampoco ministros que indultan a banqueros, a kamikazes y a policías condenados por apalear a la gente. Ni gobiernos que venden lo público a empresas privadas. Lo público sí que es mi patria. Patrimonio de todos, para todos, sin distinciones. Vender la sanidad pública a una empresa con sede social en Puerto Rico es lo más antipatriota que he visto nunca. O amnistiar a quienes esconden su pasta en Suiza para no pagar impuestos. O implantar tasas para que la justicia no sea igual para todos. O medios de comunicación que mienten a propósito o dicen verdades a medias. Mentir por el bien de la patria no es mi patria. O que mis hijos tengan por cojones que aprobar religión (católica) para pasar de curso. Mi patria no obliga a nadie a creer en nada. Mi patria te da libertad para que creas en lo que te de la gana.
Mi patria es mi taxi, por supuesto. Y toda esa gente amable que entra en mi taxi con ganas de construir. Mi patria es un hombre de Estocolmo, una pareja de Sudáfrica, un transexual de Venezuela, o un escultor de Murcia. Y mi patria eres tú, por supuesto.

Lo curioso es que aquellos que más hablan de patria, los más visiblemente patriotas, están en las antípodas de lo que yo entiendo por patria. Esos que ondean orgullosos su bandera. ¿Orgullosos de un país corrupto y en proceso de venta al mejor postor? Disculpen, pero no lo entiendo.

El arte de vivir

viernes, 23 de diciembre de 2016

¿TE CONSIDERAS UNA PERSONA PEQUEÑA, QUE HACE COSAS PEQUEÑAS EN LUGARES PEQUEÑOS"

No soy nadie importante, no soy rico ni soy una persona influyente. No tengo grandes ideas, no he realizado nunca grandes proyectos ni creo que yo pueda crear un impacto en esta sociedad. Me cuesta solucionar mis problemas, no creo que pueda ayudar a nadie a solucionar los suyos.

Personas pequeñas
¿Te suena de algo?
No he hecho más que enumerar una serie de excusas que he oído o yo mismo he dicho/pensado durante mucho tiempo. Creemos que por ser simples estudiantes, trabajadores, o lo que sea, no podemos ayudar a los demás, no podemos causar un impacto en nuestra sociedad ni podemos ayudar a solucionar, aun que sea un poco, los problemas que hay en esta u otras sociedades.
A menudo pensamos que somos gente pequeña que hace cosas pequeñas.
La semana pasada he tenido la oportunidad de participar en un proyecto solidario organizado por la empresa donde trabajo con la colaboración de muchos de sus clientes. Hemos ido a Marrakech tres días en los que hemos comprado ropa y juguetes para los niños de un orfanato. No disponíamos de grandes recursos pero fueron suficientes para hacer felices a 150 niños que gracias a esta acción tienen ropa nueva y juguetes con los que entretenerse y aprender.
Quizás esta acción no tenga un impacto más allá de hacer felices a los niños durante un corto período de tiempo, quizás esta acción no cambie la vida de estos niños drásticamente ni solucione sus problemas a largo plazo.
O quizás si cambie drásticamente la vida de alguno de estos niños. Quizás alguno recuerde dentro de unos años que unos completos desconocidos han venido a ayudarles. Quizás alguno de estos niños dentro de unos años tenga la oportunidad de ayudar a otros y lo haga al recordar que hay gente que lo hizo por él años atrás.
No puedo saber la influencia que ha tenido este pequeño proyecto en los demás pero si se la influencia que ha tenido en mí. Este proyecto me ha hecho reflexionar sobre algo. Algo que había pensando muchas veces pero no había reflexionado sobre ello pues no lo había vivido.
¿Qué pasaría si la mayoría de nosotros pasase a la acción?
¿Qué pasaría si más empresas se preocupasen por ayudar a los que lo necesitan?
¿Qué pasaría si la mayoría de nosotros realizase pequeñas acciones que creasen un pequeño impacto?.

El arte de vivir

jueves, 22 de diciembre de 2016

"EL AMOR ENTRE PADRES E HIJOS"

  • El amor entre padres e hijos es casi 'inevitable', se aman de manera recíproca e irracional. No hay una explicación para ese amor. Pero cuidado, no estamos obligados a amarnos, no se puede forzar esa relación. El amor en familia es voluntario, comprometido y con bases sólidas. Las relaciones entre padres e hijos, a veces, están marcadas por desencuentros, frustración, culpa... que salen a la superficie en momentos especiales y que son difíciles de manejar. 
Padres e hijos
El amor filial no nace de la nada. Hay padres que no han sabido amar a sus hijos, no han podido demostrarles su amor, cultivar los sentimientos. A lo largo de la vida no lo han hecho y ven las consecuencias al sentir el abandono, del que muchas veces son responsables. Sus hijos no están obligados a amrles. Tal vez sólo cuiden de ellos por un deber de humanidad pero nada más. Incluso hay hijos que desarrollan sentimientos negativos hacia sus padres y no pueden ni siquiera ayudarlos ante la necesidad. 
Pero el amor también se aprende. A veces, los padres no han estado a la altura de las circunstancias, otras no han sabido transmitir el amor seguramente porque a ellos tampoco les enseñaron a amar. El amor no solo está en el fondo sino, también, en las formas. Debemos conocer cuál es nuestro caso particular.
Si la relación es insana, no saludable en nuestra vida debemos optar por no amarlas como parte del respeto que nos debemos a nosotros mismos. En este caso debemos permitirnos no amarlos, prodigarles, eso sí, actitudes cariñosas y atenderlos o cuidarlos en sus necesidades básicas. Esto últmo está relacionado con nuestro deber de reciprocidad y agradecimiento.
SIEMPRE ES TIEMPO DE AMAR
La calidad de las relaciones afectivas se ven condicionadas por la carencia pero se puede aprender a amar y para ello no hay un tiempo determinado. Siempre será mejor amar desde pequeños pero los mayores también están a tiempo y esto les permitirá tener una vida mejor, llena de acriño, afecto y buenos sentimientos.
Dedicar tiempo, escuchar, el respeto, las muestras de amor como besos, abrazos, palabras afectuosas, son imprescindibles en el amor. Además qque el amor nos da seguirdad, protección, ilusiona la vida.

En las relaciones con nuestros padres, el amor debe cultivarse, dedicarle tiempo, espacio, cariño. Algunas pistas para mantener esa relación son:

- Dedicarles parte de nuestro tiempo para estar con ellos y compartir ese tiempo no solo coincidir en el espacio físico.

- Prestar atención a sus necesidades, sus preocupaciones, penas y alegrías.

- Comunicarse, hablar, compartir cosas de la vida que generan un lazo entre las partes.

- Respetar al otro, sin reproches y sin esperar que cambie a nuestro gusto y parecer.

El arte de vivir


miércoles, 21 de diciembre de 2016

"NADA ES TUYO, LA VIDA TE LO PRESTA DUSFRUTALO MIENTRAS LO TIENE"

Si fuera tan fácil decidir no apegarse como decirlo, el mundo sería otro cuento. En realidad, duele perder. Mas no hay otro camino que la aceptación y seguir el trascurso de la vida, disfrutar lo que tenemos en el presente. 
Nada es tuyo
En algún momento de nuestras vidas, sobre todo en la adolescencia, seguramente pensamos que todo duraría para siempre y, acto seguido, procedimos a dejar a un lado asuntos y personas a las que prestaríamos atención más adelante. La vida, tarde o temprano, nos enseña que no es así como funciona, nos muestra, con su modo peculiar, cuán importante es cada día de lo que tenemos, porque es un regalo que puede desaparecer en un parpadeo.
“Creo firmemente en la frase ‘Todo tiene su tiempo y su momento’,  hasta el día de hoy creo haber valorado la vida, las personas, los lugares y momentos. Sin embargo tuve que vivir estos años para poder llegar a un punto único de
madurez al respecto”.
Vivir la vida sin aprender de las experiencias es tiempo perdido. No se trata de arrepentirte de todas esas cosas que dejaste de hacer, tal vez aún no estabas preparada o preparado para asumir ciertas situaciones, la cuestión es identificar qué te motivó a tomar una u otra decisión y evolucionar para enfrentar lo que viene por delante. 
“Porque cada instante resta al tiempo que me queda o le queda a alguien que amo. Disfruto de sus miradas, palabras gestos y sonrisas...Se disfruta levantar la vista y ver un cielo lleno de luz de la mañana o verlo colmado de estrellas con el reflejo de luz de luna; ver un colibrí, escuchar cualquier sonido que llene el alma. Y hasta de un mal momento se disfruta, luego de que este ha pasado, deja una lección y te hace más fuerte”, dice Diana Mychell García, en unas sabias palabras que nos comparte desde Facebook.

Ahora reflexiona, ¿has disfrutado realmente de todo lo que te ha dado la vida?.

El arte de vivir

martes, 20 de diciembre de 2016

"UNA BUENA PERSONA"

Desde mi punto de vista, ser buena persona significa hacer lo que sea por brillar uno mismo, haciendo que los demás también brillen. No nos olvidemos que formamos parte de un Ser más grande, que brilla si todas sus células brillan.
Una buena persona
Mi rasero para medir la bondad es la siguiente pregunta: “
Esta acción que estoy llevando a cabo o esta actitud que estoy teniendo, ¿cómo hace brillar al Ser más grande del que formo parte? ¿Estoy favoreciendo que sus células brillen más? ¿O, por el contrario, mi actitud dificulta el brillo de alguna de las células de ese Gran Ser?”
Si brillas, pero a costa de los demás, ¿eres buena persona? No. Cumples la mitad del trato. Una célula brilla mucho, pero las de al lado se oscurecen.
Si haces que los demás brillen, pero tú no brillas porque te vacías en ellos, ¿eres buena persona? No. Aquí también cumples la mitad del trato. Las células de tu lado brillan, pero tú no lo haces.
¿Cómo es una buena persona?
Una buena persona aleja de su vida a aquel que le impide brillar.
Una buena persona ces consciente de cómo se siente con cada cosa que hace. Por tanto, es responsablede su propio brillo. Escoge aquellas cosas que le hacen brillar y sentirse bien, y desecha aquellas que le oscurecen.
Una buena persona, como es consciente de sí misma, tiene la capacidad de ser consciente de lo que sienten los demás. Es responsable, por tanto, del brillo del otro. Escoge actitudes y acciones que hagan al otro sentirse bien y que fomenten su brillo natural, sin olvidarse de su propio brillo.
Una buena persona sabe que la única manera de poder brillar plenamente es eliminar las zonas oscuras. Fomentar nuestras zonas oscuras y las de los demás no nos hace buenas personas. Por eso, hay veces que una buena persona tiene que bajar al sótano y poner orden en aquello que está desordenado, aunque no sea agradable. Si sabes que el otro tiene el sótano manga por hombro y no se es consciente de ello, ¿serías buena persona si no se lo mostrases?
Sea como fuere, La bondad es una elección. Puedes escoger ser buena persona o no serlo. Nadie, ni el mismísimo Dios, va a juzgar lo que escojas. Le importa más que el Ser del que formas parte funcione. Y puesto que es una elección es una capacidad que se puede trabajar.
Mi máximo objetivo día tras día es hacerme brillar y hacer brillar a los de mi entorno. A veces no lo consigo, pero otras muchas sí. Es una cuestión de constancia.


El arte de vivir 

lunes, 19 de diciembre de 2016

"NUNCA"

Nadie es quien parece o dice ser. Nunca te entregues, no sabrán apreciarlo. Nunca llores, tus lágrimas no cambiarán nada y caerán en vano. Nunca te arrepientas de nada si hiciste lo que sentías. Nunca digas de este agua no beberé. Nunca te tomes algo en serio, se burlarán de ti. Nunca tomes decisiones permanentes con sentimientos temporales, como el estar feliz, cuando quieras
Nunca
volver atrás será demasiado tarde. Nunca cambies por nadie. Nunca te ates a nada. Nunca te deshagas de nadie, podrías volver a necesitarle. Nunca llames a algo error, llámalo experiencia. Nunca entregues tu corazón a alguien que no sabe que hacer con el suyo, es más, nunca lo entregues. Nunca juegues con los sentimientos de nadie, podrían hacer lo mismo contigo. Nunca te dejes llevar por el orgullo, pide perdón y ama, conviene más que perder personas. Nunca te vengues, el tiempo pondrá a cada uno en su lugar. Nunca te amargues porque te importe demasiado alguien a quien no le importas nada, sobran personas. Nunca dejes de sonreír por nada. Nunca trates como prioridad a alguien que te trata como opción. Nunca ames con dependencia, ama sin depender. Nunca hables sin pensar ni actúes sin medir las consecuencias previamente. Nunca actúes con miedo, sé valiente. Nunca esperes nada de nadie, te decepcionará. Nunca te arrepientas de algo que te hizo feliz. Nunca odies a nadie, ignorar es mejor. Nunca trates a nadie de mala manera, hazlo como te gustaría que te trataran a ti. Nunca desprecies las acciones de los demás para contigo, agradécelas y tenlas en cuenta. Nunca llegaste en el momento equivocado, recuérdalo siempre. Nunca algo ocurre por casualidad. Nunca te rindas si existe una mínima posibilidad. Nunca digas que algo es imposible, absolutamente todo es alcanzable y posible de una forma u otra, de forma más fácil o más difícil. Nunca reniegues de tu pasado, acéptalo y úsalo para ser mejor en el futuro. Nunca te vengas abajo, levántate, arréglate, llama a tus verdaderos amigos y sal de fiesta, ellos sí que saben. Nunca exijas. Nunca te molestes si alguien te eliminó de su vida por cualquier motivo, la gente que actúa así para arreglar las cosas de forma tan inmadura nunca debió haber entrado en la tuya. Nunca te fíes tampoco de la gente sin criterio y que se deja llevar por otras o actuar por lo que le digan sin ni siquiera meditarlo, son marionetas y sombras de las personas por las que se dejan llevar, reflejos. Nunca intentes hacerle ver algo a alguien que no quiere escuchar, ya se dará cuenta solo, sea tarde o no. Nunca te pongas medallitas ni te las des de algo, no seas tan estúpido y vanidoso. Nunca te rayes. Nunca te reprimas o reprimas algo, a la larga te acabará destrozando por dentro. Nunca trates de ocultar o eliminar algo si hay amor de por medio. Nunca te creas que eres el mejor, simplemente trata de serlo. Nunca tengas miedo de probar cosas nuevas. Nunca permitas que se ponga el sol sin que hayas perdonado o todo esté en orden con el resto de personas que conoces. Nunca te fíes especialmente de la gente cerrada de sentimientos que solo piensa en ella misma a la hora de hacer cosas o que actúa por mero interés, te decepcionará. Nunca odies a nadie, odiar a alguien es otorgarle demasiada importancia. Pero sobre todo, nunca te fíes de nadie en este mundo porque hasta tu sombra te abandona cuando estás en la oscuridad. Recuerda que el demonio antes de serlo, fue ángel.

El arte de vivir