martes, 6 de septiembre de 2016

"NO PERMITAS QUE LA OPINIÓN DE OTROS INFLUYAN EN TI"

No permitas que la opinión que otros tienen sobre tus comportamientos o decisiones influyan en tí, porque esto solamente te llevará a fracasar en tus metas.
Que no te influyan
No puedes quedar bien con todo el mundo. Seguramente has escuchado esto más de una vez en tu vida. Los comentarios, opiniones o juicios que otros hacen sobre nuestro comportamiento, pensamos que no tienen importancia y que nos entran por un oído para salir por el otro, pero la verdad que es que nos llegan profundamente.

Nunca podrás quedar bien con todos. No importa lo que hagas, las decisiones que tomes, la casa o auto que tengas o dónde vivas, siempre vas a decepcionar a alguien. Poniendo las opiniones y juicios de los demás antes que las tuyas propias, solamente te llevará al fracaso. Aprende a confiar y a creer en ti mismo para que logres el éxito.

¿Estás constantemente intentando mantener la paz en tu oficina o en tu hogar asegurándote de que todos estén contentos? ¿Te da miedo cuando estás entre compañeros de trabajo, amistades o familiares de que no vayan a estar de acuerdo contigo y por ello accedes a hacer lo que los demás decidan? Entonces eres una persona que prefiere complacer a los demás a tener sus propias opiniones y juicios.

Con esto no te estoy diciendo que es malo querer que todos a nuestro alrededor estén contentos. Ese es mi mayor deseo, que todo el mundo disfrute la vida y sean felices. Pero no deseo arriesgar o comprometer mi propio desarrollo por lograr que esto suceda. Siempre que yo pueda ayudar a otros a ser felices sin que eso afecte mi vida, lo haré con mucho gusto.

Algunas veces te verás en la necesidad de poner a otro incómodo con tu comentario u opinión, pero lo correcto es que te expreses libremente cuidando también de no ofender. Hay maneras de decir las cosas sutilmente con amor y preocupación por el bienestar de la otra persona. No lo estarás retando, sencillamente estarás siendo tú mismo expresando tus sentimientos.

Cuando te detengas de decir “si” a todos a tu alrededor y comiences a expresar cómo realmente te sientes, prepárate a las reacciones de los demás. Todos los que te han conocido como la persona que accede a todo y que sólo desea que las personas a su alrededor estén contentos aún a pesar de si mismo, van a verte sorprendidos de que ya no lo hagas y escucharás muchas veces algo como ¿Pero qué te pasa? Incluso algún amigo o amiga es posible que se aleje y no vuelvas a saber de ellos. Esto es mucho mejor porque así sabrás quienes son tus verdaderas amistades.

En realidad no existe el complejo de superioridad, es solamente un complejo de inferioridad disfrazado de superioridad. Todas esas personas que quieren decirte cómo vivir tu vida, en realidad tienen problemas para salir adelante con su propia vida, y lo disfrazan aparentando saber lo que tú tienes que hacer para lograr tus metas.


El arte de vivir