lunes, 5 de septiembre de 2016

"LA POBREZA, LA VIOLACION MÁS GRANDE DE LOS DERECHOS HUMANOS"

Ante el nuevo siglo la humanidad tiene muchas preguntas sin contestar. La crisis de los derechos humanos se debe a la alianza de los Estados con el capital multinacional. Es un deber oponerse a estos nuevos avatares de la injusticia.
La pobreza
La tarea es compleja. Los que se oponen a los derechos humanos intentan apropiarse de ellos y del discurso sobre ellos. El mercado y la práctica de los derechos humanos son incompatibles. Los derechos humanos deben convertirse en derechos de las víctimas.
La devolución de los derechos humanos a las víctimas pide ciertas medidas. Son válidos los debates sobre derechos humanos y particularidades culturales. Pero es más importante referirse a procesos concretos de tipo social, cultural y político. Los derechos humanos deben estar imbuidos de una visión espiritual que enfoque el sufrimiento de las víctimas.
Mientras los derechos humanos protejan más a los pobres, crecerán en universalidad. Las luchas de la sociedad civil y de los movimientos sociales harán mas comprensivo el conjunto de los derechos humanos. La efectividad de los derechos humanos dependerá de cómo cada sociedad en particular los relacione con las propias historias indígenas de resistencia a todo tipo de inhumanidad. La cuestión crucial sigue siendo poner la «soberanía de las víctimas» por encima de la del Estado y del «libre mercado». Hay mucho camino por recorrer.

El arte de vivir