jueves, 2 de junio de 2016

"LOS TIEMPO DIFICILES REVELAN LOS VERDADEROS AMIGOS"

Desde la infancia solemos hacernos amigos y puede que haya pasado mucho tiempo sin verlos pero cuando se produce un reencuentro parece que el tiempo se ha parado porque los dos se ponen a contar su vida desde que dejaron de verse y no existe ningún tipo de inhibición a la hora de contar. Eso se debe a que en la infancia era considerado un buen amigo porque con él se compartía todo sin existir
Tiempos difiles
de por medio sentimientos de recelo, envidia o maldad. Es inocente esa amistad.
En la adolescencia solemos hacernos amigos que solamente pueden ocupar un cierto tiempo de nuestra vida porque con el paso del tiempo se descubren diferencias que hacen que esa relación que era considerada como amistad deja de serlo.

En la madurez hacer amigos ya resulta más difícil porque la confianza no se regala con facilidad y para permitir que una persona se convierta en amigo es necesario de tiempo y que esa persona demuestra ser digna de contar con nuestra amistad.
¿Qué es un amigo verdadero? Un amigo que puede ser calificado como verdadero es aquel que, cuando lo necesitas esta a tu lado, te escucha cuando lo necesitas, te da ánimos cuando te hace falta, te echa una mano cuando pasas por situaciones económicas difíciles y todo eso lo hace sin pedir nada a cambio y sin reprocharte algún día todo lo que ha hecho por ti. Eso significa contar con un amigo de verdad.

Además un amigo de verdad te explica y te revela la verdad sobre cualquier cosa (incluso cuando esa verdad pueda producir daño) con la finalidad de que no vivas y no tengas perspectivas erróneas de la realidad. Eso, a veces hace que la relación de amistad pase por momentos difíciles porque uno ya puede estar mal por lo que le está pasando y cuando el amigo le viene a confirmar eso, muchas veces no es lo que se espera de los amigos pero el engaño nunca es bueno.

El arte de vivir