lunes, 29 de febrero de 2016

"ACTITUDES QUE NO TE PERMITEN DISFRUTAR EL SEXO"

EL SEXO ES NATURAL Y TODOS TENEMOS EL DERECHO DE VIVIRLO DE LA FORMA QUE QUERAMOS Y DISFRUTARLO CON QUIÉN ELIJAMOS HACERLO.
Sabemos que el sexo no es sólo sexo, y aunque a veces tratemos de considerarlo como una actividad puramente física, el sexo implica mucho más que eso.
Cuando tenemos relaciones con alguien, independiente de si es una pareja estable o no, pensamos, sentimos, decimos e imaginamos muchas cosas mientras estamos "en eso".
Siempre se ha dicho que las mujeres somos más emocionales en el sexo, y en la vida en general. Puede que sí lo seamos, pero también es posible aprender a separar la emocionalidad del placer, ¿o no?
Disfrutar del sexo
Si estás de acuerdo con eso, podrás decir que has tenido sexo sin hacer el amor, pero si crees que las mujeres no podemos dejar la emocionalidad de lado cuando tenemos sexo, puede que te sientas identificada con el siguiente párrafo.
Con emocionalidad en el sexo, nos referimos a cómo influyen las emociones o estado de ánimo en la manera en que percibimos o vivimos la sexualidad. Por más frías que nos consideremos a nosotras mismas, al atribuirnos esa característica, ya estamos usando la emocionalidad.

Lo mismo pasa en las relaciones sexuales; si crees que eres lo suficientemente "fría o desapegada" para tener sexo sin sentir nada, puede que tú misma te estés calificando de esta forma para protegerte o evitar que las personas te dañen.
Ser emocional en el sexo no tiene nada de malo, por el contrario, es algo natural, sobre todo para nosotras las mujeres. Si no aceptas esto, será difícil que disfrutes el sexo a plenitud.
El sexo es algo propio del ser humano, y por diferentes razones, las sociedades modernas se han encargado de agregarle un factor de culpabilidad errado a esta actividad tan natural.
Se culpa a quien tiene mucho sexo, se culpa a quien no lo tiene, se culpa al que habla mucho de sexo o al que no lo hace. Si quieres disfrutar tu sexualidad, debes tener claro que no hay nada de maloen reconocer que te encanta el sexo.
Muchas personas aún consideran que es "mal visto" que las mujeres hablen de sus parejas sexuales o de la frecuencia con la que tienen sexo, y obviamente, esta visión es retrógrada y machista.
Si dejas esta culpabilidad que la sociedad te ha impuesto, te sentirás libre para vivir el sexo de la manera en que tú lo estimes, sin que otros te digan cómo, cuándo y con quién lo tienes que hacer para que sea "normal o bien visto".

El arte de vivir