jueves, 28 de agosto de 2014

"REFLEXIONES PARA VIVIR MEJOR"

La sabiduría no es saber mucho

La sabiduría no es saber mucho, la sabiduría es saber decidir cuando se justifica y cuando no se justifica actuar.

Vivir mejor
Compartir es vivir
Una de las mejores formas de sentirse realizado y alcanzar las metas personales es compartir lo que uno tiene con los seres queridos y no darle la espalda a las necesidades de los demás. Como dice ese viejo refrán, “donde comen dos, comen tres”. Y algo de eso hay en el hecho de compartir, y no solamente estamos hablando de cuestiones materiales.
El egoísmo puede ser una de las cosas que atenten contra nuestros intereses y los de los que nos rodean. Una persona egoísta no recibirá nada a cambio. Pero el que sabe compartir, todo lo tendrá. Sobre todo ese único sabor de haber ayudado a alguien o de haber agasajado a un amigo.
No solamente de cosas materiales se trata. También de compartir el afecto, el cariño, un buen abrazo o un momento de tiempo con quienes queremos y nos aprecian. Ellos sabrán valorarlo mejor que nadie y lo retribuirán con creces. Así que, compartir puede que se convierta en una de las mejores maneras de vivir mejor.

AQUI TENÉIS ALGUNAS REFLEXIONES PARA INTENTAR VIVIR MEJOR.

1. LA ACTITUD: 
La felicidad es una elección que puedo hacer en cualquier momento y en cualquier lugar. Mis pensamientos son los que me hacen sentir feliz o desgraciado, no mis circunstancias. Sé capaz de cambiarte a ti mismo, y el mundo cambiará contigo.

Nuestras vidas no se determinan por lo que nos sucede, sino por nuestra reacción a lo que nos sucede; no por lo que la vida nos trae, sino por lo que nosotros traemos a la vida.

2. EL CUERPO: 
Mis sentimientos son influenciados por mi postura. “Nada como una sonrisa…” Una postura adecuada genera una disposición feliz. Es importante también que hagas ejercicio, éste nos libera del estrés y genera la secreción de endorfinas, que hacen que nos sintamos bien.

Mira siempre hacia arriba y sólo podrás reír, pues no conozco a nadie que haya podido llorar en esa postura.

3. EL MOMENTO:
La felicidad no está en los años, meses, en las semanas, ni siquiera en los días. Sólo se la puede encontrar en cada momento. "Hoy es el mañana del ayer…”

Además la vida siempre tiene derecho a sorprendernos, así que aprende a vivir el presente sin ninguno de los traumas del pasado, ni las expectativas del futuro. Recuerda que la felicidad no es una meta, sino un trayecto. Disfruta de cada momento como si en él se combinarán tu pasado, tu presente y tu futuro.

4. NUESTRA PROPIA IMAGEN: 
Debo aprender a amarme a mí mismo como soy. Creer en ti mismo da resultados. Sólo al querernos podemos abrir el corazón a que nos quieran. Cuanto más te conozcas, en mayor medida podrás darte a los demás.

Si tú te respetas a ti mismo, los demás te respetarán. Si tú te amas, los demás te amarán.

5. LAS METAS: 
¿Sabes cuál es la diferencia entre un sueño y una meta? Una meta es un sueño con una fecha concreta para convertirse en realidad. Un sueño es sólo un sueño, algo que está fuera de la realidad... así que atrévete a soñar, pero atrévete también a esforzarte por lograr que esos sueños se hagan realidad.

Los obstáculos, son esas cosas que nos asustan cuando quitamos la vista de nuestras metas.

6. EL HUMOR: 
La sonrisa es muy importante para mejorar la autoestima. Cuando sonreímos, aunque no sintamos nada, nuestro cerebro lo entiende como una señal de que todo va bien y manda un mensaje al sistema nervioso central para que libere endorfinas, que da a la mente una respuesta positiva.

Dicen que una sonrisa cuesta menos que la electricidad, pero que da más luz… Además, con cada sonrisa que le das a alguien o a ti mismo, siembras una semilla de esperanza.

7. LAS RELACIONES:
La sinergia es unir fuerzas y caminar juntos para conseguir cosas. Siempre que dos más personas se unen en un espíritu de colaboración y respeto, la sinergia, basada en la comunicación y empatía se manifiestan naturalmente.

Trata de entender a las personas que te rodean, quiere a tus amigos como son, sin intentar cambiarlos, porque cuando te sientas mal, sin importar como sean, el verdadero amigo estará allí para apoyarte y brindarte todo su amor.
Sabiduría 

Así que cultiva tus amistades, pues ellas no son ¡gratis! La amistad, al igual que la mayoría de los sentimientos, debe fluir de manera natural, debe alimentarse a través de detalles.

8. EL PERDÓN: 
Mientras mantengas odios y resentimientos en tu corazón, será imposible ser feliz.

Lo maravilloso del perdón no es que libera al otro de su eventual culpa, sino que te libera a ti de un sufrimiento para el alma. La vida es muy bella como para mantener sentimientos negativos en nuestro camino...

“¿Por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no hechas de ver la viga que está en tu propio ojo?”; Lucas 6:41
9. DAR: 
Uno de los verdaderos secretos para ser feliz, es aprender a dar sin esperar nada a cambio. Las leyes de la energía y la justicia te devolverán con creces lo que des. Si das odio, recibirás odio tarde o temprano, pero si das amor, recibirás multiplicado ese amor.

Quien ama de verdad da todo de sí por hacer feliz a la persona amada. Sólo el que aprende a dar desinteresadamente, está en camino de descubrir la verdadera felicidad.

10. LA FE: 
La fe crea confianza, nos da paz mental y libera al alma de sus dudas, 
preocupaciones, ansiedad y miedos. Ten fe, esperanza y optimismo en ti mismo y en todos los proyectos que quieras emprender.

Si pudiéramos practicar tan sólo uno de estos secretos al día, quizás no tardaríamos mucho en acercarnos a la felicidad.

“Estoy convencido que la vida es 10% lo que me sucede y 90% como reacciono a ello. Y, así es contigo – estamos a cargo de nuestras actitudes.”; Charles Swindoll.

‘Las circunstancias no hacen al hombre, lo definen.”

El arte de vivir