viernes, 21 de marzo de 2014

"ROMANTICISMO MASCULINO"

Mucho se ha criticado a los hombres de no llegar a sentir un verdadero Amor de Pareja
Romanticismo
Para nuestro cerebro no es lo mismo el deseo sexual y el amor. Ambas cosas son producidas por regiones del cerebro independientes, y tener una de ellas no implica sentir la otra automáticamente para la misma persona. Esto se ha demostrado recientemente gracias a un caso clínico, el descubrimiento de un paciente que había perdido el romanticismo después de un infarto cerebral.

Mucho se ha criticado a los hombres de no llegar a sentir un verdadero Amor de Pareja, y de mantenerse unidos en sus Relaciones de Pareja más bien por el aspecto sexual, o por otros intereses o motivaciones que poco ayudan a preservar y disfrutar un auténtico romanticismo. Incluso se les ha llegado a acusar de buscar el prototipo de La Pareja Ideal en un conjunto de virtudes físicas, que generalmente valoran más que otras cualidades y atributos de la mujer relacionados con su personalidad o con su aspecto espiritual.

Nada más equivocado! Es cierto, sí, que esos aspectos físicos llaman poderosamente la atención del hombre al momento de “ser flechados”, y definitivamente mucho más que como ocurre con las mujeres, y también es cierto que en gran medida sean esos factores los responsables de que el hombre sea virtualmente “atrapado” con esos encantos… Pero hoy te revelaré el verdadero secreto que realmente conquista el Amor de Pareja en un hombre, y logra exaltar a la más exquisita sublimidad el romanticismo en las Relaciones de Pareja…

Existen dos fuerzas poderosas y universales que determinan fundamentalmente la atracción entre el hombre y la mujer, y que son en última instancia las responsables de la estabilidad en las Relaciones de Pareja. Estas dos fuerzas no tienen nada que ver con la raza, la cultura, nacionalidad, religión,


Amor
época, estatus social, profesionalismo o ningún otro factor externo que se pueda considerar. Tienen que ver esencialmente, eso sí, con las características biológicas y la naturaleza intrínsecas que definen el sexo y la condición complementaria de feminidad y masculinidad, que es lo que realmente da vida al verdadero Amor de Pareja.

Lo que la mujer más quiere en el fondo, en sus Relaciones de Pareja, es sentir Seguridad, Protección y Apoyo, mientras que el hombre quiere más que nada Espiritualidad, Afecto y Alegría. Ahora bien, la manera en que cada cual da respuesta, o busca satisfacer estas necesidades o expectativas (recuerda que son esencialmente biológicas e inconscientes), es la que comienza a variar en base a los patrones sociales, costumbres, estilo de vida, valores personales y creencias, y un conjunto de aspectos que han sido internalizados y que en cierto modo distorsionan el verdadero sentido de La Pareja Ideal, y por cierto, son responsables también de “matar el romanticismo”, especialmente en el hombre, que dada su propia naturaleza tiende a estar más alejado que la mujer de este aspecto del Amor de Pareja.

El arte de vivir