viernes, 14 de febrero de 2014

"¿SABEMOS VIVIR?"

¿Acaso sabemos lo que es vivir?




Sabemos vivir
Vivir, es vibrar cada instante, ante la emoción de percibir la maravilla de la creación que nos rodea. Vivir, es entender que cada minuto que transcurre no volverá!, Vivir, es saber dar lo mejor de nosotros, es vibrar en la bondad y llevar a su máxima expresión nuestra capacidad de ser. Vivir, es aprender más cada día, es gozar los momentos bellos y desafiarse a
sí mismo ante las adversidades. 
Vivir, es amar intensamente a través de una caricia, es escuchar en silencio la palabra del ser amado, es perdonar una ofensa, es sentir la presencia del otro, es besar con amor a quien nos ama. Vivir, es contemplar apaciblemente la alegría de un niño, escuchar al adolescente aceptando sus inquietudes sin protestar, acompañar con gratitud la ancianidad en su soledad. Vivir, es comprender al amigo ante la adversidad y tener la capacidad de regocijarme ante sus triunfos y realización. Vivir es sentir que nuestro existir no fue vano y en la medida en que nos atrevamos a dar lo mejor de nosotros en cada momento, logremos manifestar la grandeza de nuestra alma para amar. Vivir es vibrar y sentir, es amar y gozar, es observar y superar, es dar y aceptar, es comprender que nuestro tiempo es lo único que poseemos para realizar plenamente nuestro ser..

El pensamiento nos lleva a la acción,
La acción nos lleva a la elección,
Y la elección nos lleva a saber vivir.
¿Acaso sabemos vivir?
En muchas ocasiones “queremos” agradar, caer simpáticos, sentirnos queridos, que nos vamos moldeando según lo que los demás esperan de nosotros, olvidando prácticamente que haciéndolo de esta manera negamos cualquier oportunidad de “saber” vivir;

Para saber vivir deberíamos:
Asumir las consecuencias de nuestros actos, como algo temporal y no definitivo aún cuando van en contra de nuestros principios.
Arriesgarnos, aún sabiendo que perderemos, pues nos dará una gran lección.
No prometer amor eterno, si no amar como si lo fuera.
No decir NO cuando queremos decir si.
Dejarse llevar por el instinto.
No esperar a que te digan algo, si no actuar tan rápido como se pueda.
Después de hacer todas estas cosas, podremos decir que “hemos sabido vivir”.

Una vez le preguntaron a Buda qué es lo que a él más le sorprendía de la humanidad, y respondió: Los hombres, que pierden la salud para juntar dinero, y luego pierden el dinero para recuperar la salud y por pensar ansiosamente en el futuro, olvidan el presente de tal forma, que acaban por no vivir ni el presente ni el futuro, viven como si nunca fuesen a morir y mueren como si nunca hubiesen vivido. 


El arte de vivir