lunes, 27 de enero de 2014

"SEXO RÁPIDO"




Clave para disfrutarlos

Cuando tu jornada de trabajo dura casi doce horas, tienes niños, cocinas mientras pones lavadoras, buscas tiempo debajo de las piedras para ir al gym y terminas el día agotada, o el sexo es exprés o tienes que prescindir de él. Aquí tienes algunas claves para aliarte con las prisas y ¡disfrutarlo!

sexo






Más vale que no haya siempre fuegos artificiales a que no haya sexo. Cuando no tienes tiempo para poner música suave, encender velas o disfrutar de unos largos preliminares puede que no siempre sea espectacular, pero al menos mantiene el contacto físico entre vosotros y vuestra libido al día. Así que, aunque te pille entrando por la puerta y con la compra en la mano, ¡di que sí! Con la práctica y los consejos que te damos te será más fácildisfrutar de las relaciones rápidas y conseguir ‘orgasmos exprés’.









Cultiva el morbo 



Cuando no hay apenas tiempo para los preliminares lo mejor es calentar el ambiente durante todo el día para que cuando os encontréis tengáis ganas de arrancaros la ropa. Sms, mails y wpp subidos de tono te ayudarán a conseguirlo. Nuestra sugerencia es acompañarlos con imágenes, ya que para ellos los estímulos visuales son fundamentales en el sexo. Una foto tuya en el baño del trabajo enseñándole tu ropa interior, una mano entrando por tu blusa, tú en la cama esperándole o en la cocina con muy poca ropa… Cuanto más morbo generes más disfrutarás del sexo exprés.












Si estáis cansados y encima tenéis poco tiempo, utiliza la postura que mejor os vaya a los dos, esa con la que siempre conseguís llegar al orgasmo. Besos en el cuello, susurros en el oído, dedos en la boca… haz todas esas cosas que sabes que le excitan. Y si uno de los dos no tiene ningunas ganas… siempre os quedará el sexo oral, un gran acto de generosidad hacia el otro. Hoy por ti y mañana por mí.












      Ser tu mismo




Cuando el sexo es muy rápido es posible que te haga falta un poco de ayuda extra, sobre todo si él ha ido demasiado directo al grano. Si la postura, su ritmo o su ímpetu no te excitan lo suficiente, tendrás que estimularte tú misma, seguro que a él le encantará ver cómo participas. Así también será más fácil que los dos lleguéis juntos al orgasmo.














Recurre al "solodex"






Es decir, a tus fantasías sexuales, a todo lo que te inspira en la cama y a lo que normalmente recurrimos para excitarnos. Imágenes, recuerdos de otros encuentros, olores, palabras, escenas… Si el sexo rápido te deja fría, utiliza tu imaginación, tu pareja no se va a enterar de si tus suspiros son por él o si estás pensando en otro… Y no tengas remordimientos, ellos también recurren habitualmente a su ‘solodex’.












Accesorios estimulantes



Si él es muy dado a los encuentros rápidos e inesperados pero a ti te cuesta mucho tener sexo sin unos buenos preliminares, puedes recurrir a ayudas externas. Un buen lubricante puede ser el mejor sustituto de las caricias. Un gel frío calor o un estimulador del orgasmo te ayudará a aumentar las sensaciones. Un anillo vibrador puede proporcionarte una estimulación mucho más precisa. Nuestro consejo es que hagas una visita a alguna boutique erótica para encontrar todos esos productos y accesorios que pueden facilitarte el sexo exprés y que los tengas siempre a mano. Psst. Descubre la línea de cosmética íntima Yes for Lov para Lily Blossom.








Los gemidos




¿Qué puede haber más excitante que escuchar a tu pareja gimiéndote de placer al oído? El gemido puede ser todo un arte si aprendes a desarrollarlo y utilizar el tono adecuado en cada momento. Haz la prueba en vuestro próximo encuentro exprés, pero cuidado, no te pases o puede que él termine demasiado rápido y sin esperarte a ti. Pero no sólo los gemidos, las palabras también tienen un gran poder erótico y, cuando hay prisas, pueden ayudarte a aumentar la temperatura corporal en unos segundos.









Una imagen vale más que mil palabras




Como te decíamos antes, los estímulos visuales son uno de los mayores detonantes de la libido masculina, pero también de la femenina. Si estáis muy cansados o últimamente vuestra libido necesita un empujoncito, puedes recurrir a las pelis X. El plan perfecto si después de cenar soléis tumbaros a ver la tele en el sofá y ya estás harta de irte a la cama sin sexo. Un par de escenas tórridas bastarán para animaros.










El arte de vivir