miércoles, 29 de enero de 2014

"SABIDURIA PARA VIVIR MEJOR"

4 acuerdos Toltecas que te enseñan a vivir mejor


La esperanza de vida depende, en gran medida, de la ciudad donde se vive. Entre algunos lugares la diferencia llega a ser abismal, hablamos de aproximadamente 10 años. Ahora, si esta diferencia es así de amplia para las ciudades de una misma región, imagina como sería con otras partes del mundo, los nacidos en Japón, por ejemplo, viven en promedio 40 años más que los nacidos en Mozambique. ¡Eso es toda una vida!



Nelson Mandela
Entre los consejos ancestrales más difundidos en la actualidad figuran “Los cuatro acuerdos de los toltecas” que son la herencia de una cultura precolombina surgida hace mil años en el sur de lo que hoy es México y que se caracterizó por el amplio desarrollo de sus conocimientos esotéricos. Si bien la conquista europea obligó a los naguales a esconder su sabiduría ancestral, esta logró sobrevivir transmitiéndose de generación en generación, y en el año 1997, alcanzó una repercusión mundial con la publicación del libro “Los cuatro acuerdos” de Miguel Ruiz.
En su libro y basándose en la sabiduría de los antiguos toltecas,  Ruiz relata la cosmovisión que el ser humano debería tener para estar en equilibrio personal, emocional y social. Según sostiene, para ser felices las personas debiéramos comenzar por tomar la decisión de serlo. Además, recomienda aplicar los cuatro acuerdos de la Sabiduría Tolteca.
¿Cuáles son los 4 acuerdos de la sabiduría Tolteca?
1.    No Supongas.
No des nada por supuesto. Si tienes dudas, acláralas. Si sospechas, pregunta.




                                                                             vive




Suponer te hace inventar historias increíbles que sólo envenenan tu alma y que no tienen fundamento.


2.    Honra tus palabras.
Lo que sale de tu boca es lo que eres tú. Si no honras tus palabras, no te estás honrando a ti mismo; si no te honras a ti mismo, no te amas. Honrar tus palabras es ser coherente con lo que piensas y con lo que haces. Así consigues ser auténtico y respetable.
3.    Haz siempre lo mejor que puedas.
Si siempre haces lo mejor que puedes, nunca podrás recriminarte nada o arrepentirte de algo.
4.    No te tomes nada de manera personal.
Ni la peor ofensa. Ni el peor desaire. Quien te ofende tiene un veneno que descarga
contra ti por no saber cómo deshacerse de él. Pero el problema es de él y no tuyo.

Saber aprovechar nuestro corto tránsito por la vida es parte de un aprendizaje diario, que no todas las personas logran asimilar y disfrutar. Saber vivir es descubrir lo que deseamos y perseguirlo, poder discernir entre lo trascendente y lo superfluo, saber amar..

El arte de vivir