martes, 10 de diciembre de 2013

"EL ARTE DE VIVIR"

¿Cómo hacer de la vida un arte?

El arte de vivir se basa en ritmos: dar y tomar, luz y oscuridad, vida y muerte. Si aceptamos todos los aspectos de la vida, lo bueno y lo malo, lo correcto y lo equivocado, lo tuyo y lo mío, la vida estática y defensiva, que es lo que la mayoría de la gente termina por vivir, se convierte en una danza (…).



En la vida todo es arte, o al menos así lo he sentido siempre. Cada cosa, cada detalle, precisa la mirada de un artista. El simple hecho de movernos requiere de gracia, de una gracia especial. No es igual si caminamos como autómatas, que si nos deslizamos como gacelas. El sencillo acto de sorber un vaso de agua por ejemplo, será muy diferente si lo hacemos sintiendo cómo corre por dentro nuestro, y percibimos la diferencia entre antes de tomarla y después, o contemplamos el cristal de la copa haciéndolo jugar con las luces que nos rodean, todo, absolutamente todo, es arte. En fin, podría seguir Ad Infinitum, pero esta vez sólo quise compartir la idea que tengo. Claro que si profundizamos, vivir es todo un arte!. Aprendí a sanarme y a sanar, eso también es Arte. Existen mil y una vicisitudes y maravillas en la existencia, a través de las cuales debemos aprender a movernos con arte precisamente, tantas, que me asombró encontrar disponible el título.


El arte es vida

El arte de vivir se basa en ritmos: dar y tomar, luz y oscuridad, vida y muerte. Si aceptamos todos los aspectos de la vida, lo bueno y lo malo, lo correcto y lo equivocado, lo tuyo y lo mío, la vida estática y defensiva, que es lo que la mayoría de la gente termina por vivir, se convierte en una danza (…).

Uno puede danzar apenado o alegre. La cuestión es que, por el mero hecho de danzar, los elementos que componen este baile se transforman; la danza es un fin en sí mismo, justo como la vida. La aceptación de la situación, de cualquier situación, supone que las cosas fluyan, en un impulso rítmico (…).

Relajarse es lo primero que un bailarín ha de aprender. Es lo primero que uno tiene que aprender para aprender a vivir. Es muy difícil, porque significa entregarse, entregarse completamente.


El arte de vivir.