martes, 10 de abril de 2018

"HAY POCAS COSAS MÁS DIFILES QUE DEJAR A ALGUIEN"

Hay pocas cosas más difíciles que aprender a dejar ir a alguien, o una situación
Dejar a alguien
del pasado. Como si de un fantasma se tratase, nos puede perseguir y acechar
por años si no sabemos como frenarlo desde el principio. Tocar la llaga constantemente puede llegar a impedirnos vivir en el presente, a disfrutar la vida, a aspirar a algo por la constante regresión a eso que tanto daño nos hizo. Todo en la vida son capítulos, son cierres. Primero terminamos la escuela, luego la universidad, y algún día tendremos que jubilarnos. Pasar de página puede ser duro, pero aprendiendo a aceptar la vida como viene, y tomando cada nueva oportunidad como una posibilidad de reinventarse puede hacer de los cambios algo menos agresivo, algo más sutil: una posibilidad de aprender, de reinventarnos, de volver a ser feliz.
Si una situación ya no te hace feliz, o no te permite seguir creciendo, y más bien te está arrastrando hundiendo, es hora de tomar medidas al respecto. ¿Cómo dejar ir a alguien? ¿Cómo decir adiós de una vez por todas?.

El arte de vivir