viernes, 2 de marzo de 2018

"PALABRAS QUE NOS RESULTAN AGRADABLES"

Ciertamente, aunque resulta muy estimulante y gratificante escuchar aquellas
Palabras agradables
palabras que nos resultan agradables, aquellas que demuestran amor, aquellas que nos hacen sentir seguros, importantes, que nos prometen poder contar con quienes queremos cerca, éstas están sujetas a cambios, pueden haber sido dichas sin el sustento necesario o en el peor escenario, haber sido mentiras.
El tiempo va mostrando que los hechos hablan por sí solos, que le restan importancia y validez a las palabras, que son el fundamento en los compromisos, que son las demostraciones más importantes de presencia, de ayuda, de amor, de interés, de desprecio, de falta de valoración. Los hechos son los que sacan la verdad a relucir. Solo a través de ellos podemos medir resultados y saber a ciencia cierta a qué atenernos o con qué contar.

Hay quienes prefieren los hechos acompañados de palabras, que les gusta almacenar en su mente eso a lo cual le dan valor, y está perfecto, las palabras nos alimentan, pero si los hechos no se manifiestan o se contradicen, pues la palabra deja de tener valor. En estos casos las palabras no son más que sonidos que se pierden, que generan frustración, rabia, soledad, decepción o desilusión.

El arte de vivir