miércoles, 23 de agosto de 2017

"REFLEXIÓN - AHORA QUE ESTOY VIVO"

Ahora que estoy vivo
Prefiero que compartas conmigo unos pocos minutos
Ahora que estoy vivo
ahora que estoy  vivo y no una noche entera cuando yo muera.
Prefiero que estreches suavemente mi mano ahora que estoy vivo,
y no apoyes tu cuerpo sobre mí cuando yo muera.
Prefiero que hagas una sola llamada ahora que estoy vivo y no
emprendas un inesperado viaje cuando yo muera.
Prefiero que me regales una sola flor ahora que estoy vivo y no
me envíes un hermoso ramo cuando yo muera.
Prefiero que elevemos una corta oración ahora que estoy vivo
y no una misa cantada e interminable cuando yo muera.
Prefiero que me digas unas palabras de aliento ahora que estoy
vivo  y no un desgarrador poema cuando yo muera.
Prefiero escuchar un solo acorde de guitarra ahora que estoy
vivo, y no una conmovedora serenata cuando yo muera.

Prefiero que me dediques una leve plegaria ahora que estoy vivo y no un poético epitafio sobre mi tumba cuando yo muera.
Prefiero que poses tu mano sobre mi hombro ahora que estoy  vivo y no que solo esperes cargar mi ataúd sobre tu hombro cuando yo muera…
Prefiero apreciar contigo una flor que está naciendo ahora que estoy vivo y no grandes coronas de flores que adornarán la tristeza cuando yo muera…
Prefiero disfrutar de los más mínimos detalles ahora que estoy vivo y no de grandes manifestaciones cuando yo muera…
Cuánto tiempo les has dedicado estos días a tus viejitos?
Este es el momento de poder disfrutar un cafecito, un atardecer, una caminata o una simple llamada para demostrarles cuántos los amas. Estas a tiempo, no pierdas este instante y demuéstrales lo mucho que los amas. Hazlo YA!

El arte de vivir