jueves, 27 de julio de 2017

"A VECES SOMOS BUENOS CON LAS PERSONAS EQUIVOCADAS"

En principio deberíamos ser buenos con cualquier persona que se cruza en
Fragil
nuestro camino, la bondad no es una característica que deba tener filtro de parte de quien la da, debería aplicarse prácticamente sin distinción a todos.
Sin embargo, es importante hacer un llamado de atención de quienes en nuestro entorno reciben lo mejor de nosotros mismos, y quienes reciben una gran parte de nuestro lado oscuro. Muchas veces somos particularmente amables con las personas equivocadas, con aquellas que no son recíprocas con nosotros, e inclusive con aquellas que no nos tienen en el mejor concepto y tratamos de demostrarles lo que somos para dejarles claro que tienen una idea equivocada de nosotros.
Mientras que por confianza, rutina o sencillamente desgaste, a quienes más le importamos le dejamos nuestras sobras de bondad e inclusive podemos darlos por sentado y no corresponderles con ningún tipo de afecto o una forma muy particular de querer.

El arte de vivir