martes, 25 de octubre de 2016

"¿TE DUELE VER ESTO? ADOPTA NO COMPRES"

Una de las grandes satisfacciones> que te encuentras cuando adoptas a un perro es el cariño que te llega a tener. Le estás dando una segunda oportunidad y él te la quisiera devolver con su
Duele ver esto
mayor devoción hacía tí. Y siendo sinceros, un animalito comprado es un completo desconocido. Una vez fuera de la tienda, el vendedor suele desentenderse y el propietario se encuentra solo ante las dudas o problemas que puedan surgirle. Sin embargo, al adoptar en un refugio, el personal del centro conoce perfectamente e informa al adoptante del historial del animal, su carácter, temperamento, posibles problemas de salud, alimentación, etc. etc. La mayorí­a de protectoras, además, son conscientes de que adoptante y adoptado necesitan un perí­odo de familiarización. Durante estos dí­as el personal del refugio está siempre dispuesto a intervenir, si el adoptante así­ lo precisa.

Al adoptar un perro estás salvando dos vidas: la del animal adoptado y la de un perro abandonado que podrá ocupar su lugar en el refugio. Cuando compras un animal estás apoyando una industria que antepone los beneficios económicos al bienestar de los animales. Especialmente los perros y gatos que provienen de tiendas han nacido de padres que viven en condiciones terribles y a los que se usa exclusivamente con el fin de procrear.

Adoptar te permite elegir la edad del animal. Los cachorros, no puede negarse que son una hermosura, son encantadores pero también es cierto que un perro adulto ya ha sido educado y conoce las normas de conducta básicas. Por otro lado y por desgracia, también pueden adoptarse cachorros en los refugios.

Un animal adoptado te brindará más amor que uno comprado. Los animales abandonados han vivido el calor de un hogar y tras su permanencia en un refugio están deseando demostrarte su lealtad y su enorme capacidad de amar.

Por eso considero es mejor adoptar... pero no debemos estar en contra ni criticar a quien quiere comprar o ya lo hizo, TODOS los perritos o gatos... o cualquier mascota... tienen el DERECHO de tener una familia. Pero seamos honestos, no todas las personas son aptas para ofrecerles eso..

El arte de vivir