domingo, 31 de julio de 2016

"ME GUSTA LA GENTE QUE ACEPTA A LOS DEMÁS TAL Y COMO SON"

Me gusta la gente que acepta a los demás tal y como son, que no prejuzga, que no critica. Me gustan porque conocen sus límites y saben bien que aunque no es oro todo lo que reluce, siempre hay algo
La gente que me gusta
en el interior de las personas que merece una sonrisa.
Esto es lo que verdaderamente tiene sentido en un mundo de imperfectos. Todos somos merecedores de afecto y de aceptación. Por eso, tener esto claro y ponerlo en práctica nos hace mejores personas no solo a los ojos de los demás, sino a los ojos de nuestro propio interior.
Así, nuestra capacidad para relacionarnos con el mundo tendrá mucho que ver con nuestro diálogo interno respecto a los demás. Es decir, que si siempre procuramos comprender la trascendencia de los comportamientos ajenos y buscamos razones y aspectos positivos, entonces la luz que emanamos iluminará nuestro recorrido por la vida.

El arte de vivir