jueves, 21 de julio de 2016

"LIMPIA TU MENTE"

 

¿Quieres vivir bien?

Entonces limpia tu mente de todo lo que ya no tiene sentido en tu vida, no busques ya vivir del pasado, pasa la página de la vida y vive de ahora en adelante. Para muchos se hace difícil desvencijarse del pasado, y no es tan fácil, lo sé; en nuestra mente quedan grabados todos los buenos momentos vividos, y a veces también los momentos que no fueron felices, y ese pasado
Limpia tu mente
queda marcado como un tatuaje en nuestro corazón.

Un gran amor que hemos vivido, de tanta intensidad y fuerza que siempre viene a la superficie aquella nostalgia, de aquellos momentos felices e intensos, que a todas horas están presentes en nuestra memoria; y cuando no vivimos nada siquiera semejante, revivimos y resucitamos aquel momento del pasado.

Un amor infeliz que tuvimos, y que nos ha hecho sufrir mucho, sea por el abandono, por el desprecio, porque simplemente no ha salido bien, nos roba la paz y nos mantiene rehenes de aquellas experiencias pasadas, cerrando de manera abrupta la entrada de nuevas personas en nuestra vida.

Acontecimientos como esos están grabados en nuestra mente y nos impiden ser felices.

Las experiencias pasadas son válidas para aprender y conocer el modo de vivirlas en el aquí y ahora; ya las hemos vivido, ya hemos pasado por ellas, y lo correcto sería no sufrir más; no obstante, mientras la mente no esté limpia de los acontecimientos del pasado, nada habrá que pueda ser distinto.

En general la mente procura esclavizarnos por la razón, todo pensamiento la mente lo racionaliza; por lo regular, sufrimos la influencia de un torbellino de informaciones, ya por los medios de comunicación, por influencias de amigos, y a menudo por personas cercanas a nosotros; el núcleo familiar influye mucho sobre nosotros con valores que sirvieron para nuestros padres, abuelos y tíos, pero que en la actualidad ya no nos son de gran valía.

¿Te imaginas a tu familia aceptando una relación *G* ? Me parece que ni siquiera tú la aceptarías, pero esa es la realidad de los tiempo modernos. Y, cuando se depara con esa realidad, la racionalidad de tu mente es la primera en bloquear ese tipo de relación, y ¿qué haces tú? Condenas vehementemente tal relación, por lo que has aprendido acerca de lo que estaría bien o mal, y lo conviertes en radical para todo lo nuevo.

Y de esa manera una serie de factores que conciernen a la vida son bloqueados por nuestra mente, por el prejuicio, que en realidad es un juicio previo que formamos de algo que no conocemos y que nos fue inculcado juntamente con nuestra educación en tiempos que ya no se combinan con nuestra realidad; pero desgraciadamente aún se ven jóvenes con mente retrógrada para los valores actuales, que no aceptan las diferencias.

Pero ¿cuál es el punto?

Es necesario hacer una limpieza en la mente; nada florece perfecto en un terreno árido, no siendo las hierbas dañinas; la gran mayoría lleva la mente atiborrada de sentimientos negativos, sufrimientos, amarguras, resentimientos, desesperanza, odio, deseos de venganza, lo cual redundará únicamente en una vida más sufrida.

Si dejamos suelta nuestra mente, nos hará prisioneros de los valores erróneos que albergamos y alimentamos día a día; es necesario que tomemos las riendas de la situación, sin dejarnos llevar por lo que nuestra mente racionaliza dentro de nosotros.

Procura hacer una limpieza en tu mente, como si fueses a limpiar el jardín de tu casa, cultivando la tierra, abonando, arrancando las hierbas dañinas, sembrando las plantas que habrán de florecer; en otro caso, tendrás un jardín repleto de plagas, pues así es nuestra mente, cultivamos en ella lo que deseamos que florezca; de nada sirve quejarnos de que nuestra vida es difícil, si siempre arrastramos resentimientos.

Somos los responsables de nuestra sembradura y cosecha, por lo tanto, procura abonar tu mente y plantar en ella solo buenas semillas, y así recogerás buenos frutos; caso contrario, te amargarás siempre en una vida de desesperanza al servicio de aquellos que no soportan ver un jardín florido y una vida de felicidad en quien quiera que fuese.

Piensa en ello...
por Nelson Sganzerla - nelsonsganzerla@terra.com.br

Traducción de Teresa - 


El arte de vivir