martes, 31 de mayo de 2016

"VALORA Y AGRADECE LO QUE TIENES"

Cuando agradecemos lo que tenemos en la vida nuestra vida es más feliz. Levantarse cada día y pensar en lo que no tenemos es extremadamente nocivo para nuestra salud mental. Seguramente, tenemos muchas más cosas de las que no tenemos y en eso tenemos que pensar. Si sonríes a la vida, la vida te sonreirá.
Debemos recapacitar, no debemos ser desagradecidos porque tenemos mucho más de lo que necesitamos para vivir.

Un abrazo
Debemos aprender a valorar todo lo que poseemos, ya que siempre habrá alguien que se sentiría bendecido si estuviera en nuestro lugar. Tenemos cosas que no necesitamos, ropa y zapatos que jamás  usamos,  comida caliente para alimentarnos y todavía nos quejamos.

Muchas veces nos entristecemos por no tener algo que no es vital y  no apreciamos las bendiciones que  abundan a nuestro alrededor. Basta con amanecer y saber que alguien nos ama, basta con tener vida y un Dios que vela por ella, si cambiáramos la queja por la gratitud seriamos más felices y disfrutaríamos más la vida.

Hay personas  a las que si le faltan cosas vitales como sus manos, sus pies, su vista, su oído, sin embargo ellas nos dan lecciones de como tener una buena actitud ante ese tipo de adversidad y no se rinden ni ponen excusas para luchar.

Cuando te pongas triste por algo que aun no llega a tu vida, comienza a enumerar las cosas que ya tienes y que quizás por tenerlas ya no las valoras. Si no las valoras regálalas y dale la oportunidad a alguien de disfrutarlas. Siempre podemos bendecir a alguien, no hay tal pobreza que impida ofrecer algo al prójimo, si no es algo material, siempre podrás regalar una sonrisa, una palabra afirmativa, un abrazo una acción generosa. Cambiemos nuestros hábitos, no seamos mezquinos y  démosle gracias a Dios porque siempre habrá algo que tenemos y que no merecemos que llego a nosotros como un regalo del cielo.

Se feliz, sácale provecho a lo que tienes, no ignores tus bendiciones pues muchos quisieran que fuesen de ellos.

El arte de vivir