jueves, 19 de mayo de 2016

"EL AMOR NO NECESITA REFERENCIA"

El amor no necesita ninguna referencia - esa es la belleza del amor y de la libertad del amor. El odio es esclavitud. El odio es encarcelamiento - impuesto por ti mismo. El odio genera odio, el odio provoca odio. Si odias a alguien estas creando odio en el corazón de esa persona hacia ti. El mundo entero está lleno de odio, destructividad, violencia, celos, competitividad. Las personas están
El amor
odiándose entre sí, ya sea a través de la acción, o en los pensamientos, todo el mundo está asesinando, matando. Es por eso que hemos creado un infierno en esta hermosa tierra - que podría haberse convertido en un paraíso.
El amor y la tierra se convierten en un paraíso de nuevo. Y la inmensa belleza del amor es que no tiene ninguna referencia. El amor viene a ti sin ninguna razón. Es tu dicha compartida, es el compartir tu corazón. Es el compartir la canción de tu ser. Y compartir es tan alegre - por lo tanto comparte. Comparte por el amor de compartir, por ningún otro motivo.
Pero el amor que has conocido en el pasado no es el amor del que el Buda está hablando o del que yo estoy hablando. Tu amor no es nada más que la otra cara de odio. Por lo tanto, tu amor tiene referencias: alguien ha sido tan amable contigo ayer, tan agradable que sientes un gran amor por él. Esto no es amor; esto es la otra cara de odio - la referencia lo provoca. Alguien va a ser amable contigo mañana: la forma en que te sonría, la forma en que se dirija a ti, la forma en que te invite a tu casa – esa persona va a ser cariñosa contigo. Y surge un gran amor.
Este no es el amor del que los budas hablan. Esto es odio disfrazado de amor – esa es la razón por la que tu amor puede convertirse en odio en cualquier momento. Provoca a una persona un poco, y el amor desaparecerá para que surja el odio. Incluso los grandes amantes se pelean continuamente, de forma continúa regañan. Y la gente piensa que eso es amor...
Tu amor no es realmente el amor: es su opuesto. Es odio disfrazado de amor, camuflado como amor, mostrándose como amor. El verdadero amor no tiene referencia. Pienso no en los de ayer, tampoco en los de mañana. El verdadero amor es un surgimiento espontáneo de alegría en ti, y el compartir la misma energía, el derramamiento de ella - no por otra razón, por ningún otro motivo, que la simple alegría de compartirlo.
Osho, The Dhammapada: The Way of the Buddha, Vol. 1, charla #1

El arte de vivir