jueves, 18 de febrero de 2016

"¡LAS RELACIONES A DISTANCIA SÍ FUNCIONAN!"

SEGÚN ESTUDIOS SON COMPROMETIDAS Y SATISFACTORIAS TANTO O MÁS COMO LAS QUE TIENEN CONTACTO FÍSICO.
Pese a que el amor a distancia ha sido estigmatizado como de “pensarse” o como dicen en mi pueblo: “amor de lejos, felices los cuatro”, un reciente estudio hecho en Estados Unidos concluye en que este tipo de relaciones no son tan difíciles o complicadas como aún creemos, y en buena parte se debe al uso de las tecnologías que favorecen el contacto entre las parejas.

Amor a distancia
Al iniciar una relación a distancia, sus integrantes tienden a sentirse desalentados por la fama que gozaba el amor de lejos, ahora la percepción puede cambiar. Así lo afirma la investigación que corrió a cargo de la Universidad Cornell donde se dio seguimiento a las interacciones como mensajes, llamadas y videollamadas de 63 parejas distanciadas geográficamente, la frecuencia con que lo hacían y la información que intercambiaban.
Los resultados: los amores de lejos tienen mayor comunicación diariamente, perciben más cercanía entre ellos que las parejas que incluso tienen contacto físico, la forma de compartir información es voluntaria y menos forzada que en las relaciones estándar, y finalmente se sentían más comprometidas.
Aun así hay muchas consideraciones a tomar en cuenta, como el hecho de que se vuelve ventaja el no tener que lidiar en persona con la pareja, porque siendo  honestos es más sencillo cuando mostramos lo mejor de nosotros detrás de la pantalla, de una línea de teléfono o Skype; no corres el riesgo de ver y convivir con los defectos del otro, y a distancia se pasan por alto muchos eventos que en la cercanía no podemos controlar y que sacan a la luz lo bueno, lo malo y lo feo de nuestra naturaleza.
Y aunque la tecnología le ha dado un giro notable a las relaciones interpersonales, aún queda la impresión de que la solidez de las parejas lejanas está basada en circunstancias que serían insostenibles en la cercanía.
En el sitio CNN, se cita a Kristen P. Mark de la Universidad de Kentucky sobre el tema:
En cierta medida, las relaciones de larga distancia son un poco más fáciles, por lo menos en cuanto al deseo, a la satisfacción percibida, y a no tener que lidiar con la vida del día a día.
Adicionalmente señala que en parejas cercanas es recomendable que de vez en cuando pongan distancia de por medio, como vía para extrañar, aumentar el deseo y el anhelo por la otra persona, rompiendo la monotonía para fortalecer el vínculo entre ellos.
Por último, la duda que me queda sin resolver es sobre el sexo o debe entenderse que además “de lejos” ¿también son relaciones abiertas?

El arte de vivir