domingo, 6 de diciembre de 2015

"TODOS SOMOS IGUALES A PESAR DE LA LEY"

Hoy en día se puede decir que hay un nivel alto de discriminación que se manifiesta en varias maneras  y muchas veces hasta nosotros mismos discriminamos, sin darnos cuenta. Los que discriminan, los hacen por ahí para sentirse superior, para sentirse mejores que otros.  Tener una discapacidad no es algo nuevo, esas personas cuando les proponen algo tienen muchas ganas para sobre pasar ese reto. Muchos en este país sufren de no tener la confianza total, porque los discriminan todo el tiempo. Las personas con discapacidades en ocasiones sienten un trato injusto y diferente. El trato que ellos reciben puede ser un poco de negativo para enfrentar los obstáculos que se les presenta en la vida por la poca solidaridad de la gente.

Todos somos iguales
La discriminación se entenderá como discriminación, toda distinción, exclusión, restricción o preferencia basada en motivos de genero, raza, idioma, edad, religión, situación económica, enfermedad, discapacidad, estado civil o algún motivo, razón o circunstancia, que impide o dificulte a una persona, grupo de personas o asociaciones merece un derecho legalmente establecido.
Aquellos que presentan discapacidades se deben a la carencia de información sobre sus potenciales, posibilidades, dificultades y sobre todo su igualdad a los mismos derechos que los demás. Lo más importante es que ellos también son personas. Estas personas pueden ser objetos de burlas, asombro, segregación, aislamiento y exclusión. Todos somos seres humanos y yo creo que si una persona es diferente a como uno debería ser aceptada y no tenemos porque “hacerla a un lado”. Por esta razón las personas con discapacidad reclaman, con toda justicia, un trato respetuoso que les brinde atención, sin burlas, un trato igualarlo, reconociendo sus posibilidades y potenciales, una mayor sensibilidad y solidaridad. Uno de estos Ejemplos es el colegio, la inclusión y no la exclusión para tener acceso a todos los derechos, pero también se les exijan los mismos deberes.

La Ley 25.280  ha sido diseñada para eliminar todo tipo de discriminación en contra de las personas con discapacidades en Argentina, es obligación de todos informar a todas las personas con discapacidades, que puedan conocer y entender sus derechos, brindándoles las herramientas necesarias para que puedan a una vida digna. La Ley considera discapacitados a toda persona que padezca unan dificultad funcional permanente o prolongada, física o mental, con relación de su edad y medio social implique desventajas considerables para integración familiar, social, educacional o laboral.
Hay personas que posee sus manos y hacen un buen trabajo, pero hay grandes personas que no cuentan con sus manos y hacen increíbles  trabajos con sus pies. Muchos con su gran visión y hacen diseños  increíbles, pero quizás con menos desarrollo de oído, tacto u olfato. Hay quienes no poseen visión, pero igual hacen cosas maravillosas. La audición y el olfato, haciendo los aromas más dulces y los sonidos más bellos. Todos tenemos alguna discapacidad y todos merecemos amor, comprensión y oportunidades. Todos podemos vivir en igualdad de condiciones.
La discapacidades algo serio y lo sufren personas de diferentes edades. Sin embargo, muchos adolescentes y jóvenes de nuestra sociedad discriminan a esas personas con dificultades solo por el hecho de ser especiales. Las personas con discapacidades en ocasiones sienten un trato injusto y diferente. Lo más importante es que  también son personas.

El arte de vivir