jueves, 1 de octubre de 2015

"LAS MEJORES COSAS DE LA VIDA SURGEN DE REPENTE, SIN AVISAR, SIN PLANIFICAR…"

Decía una canción de los Beatles: "las mejores cosas en la vida son gratis". Tenían razón. Las mejores cosas en la vida no cuestan; lo que cuesta es valorarlas. Sonrisas, familia, besos, tiempo de relajación y meditación es tiempo para atesorar la vida y lo que vivirla conlleva. Adelante, disfruta de una nueva perspectiva sobre cómo ver el mundo.
Las mejores cosas
Las mejores cosas de la vida surgen de repente, sin avisar, sin planificar, sin darte cuenta, de forma espontánea, fácil, natural, rápida. Fluyen y se desarrollan como si llevasen años haciéndolo. A veces las entendemos como sin sentidos, locuras ¿por qué será? Llegan de repente, sin previo aviso, y no las controlas, están fueran de nuestro alcance y control, ¿realidad o ficción? ¿Locura o experiencia? ¿Nos arriesgamos, probamos y nos dejamos llevar o nos quedamos en nuestro mismo sitio de siempre?
Recuerda que a veces de quien menos esperamos es quien te hará vivir buenas experiencias. Alguien nuevo, nuevas sensaciones, nuevas emociones, nuevas perspectivas, nuevas diversiones, nuevos hedonismos, nuevas risas, nuevos besos, nuevos amores, nuevos detalles, nuevas situaciones, nuevos mundos.
Salimos de nuestra rutina habitual y te cambian el enfoque. Es entonces cuando detectamos las cosas, nos damos cuenta de los detalles de nuestra realidad, ayudándonos de cierta perspectiva o, como se diría en creatividad, “thinking out of the box”. Esto es, pensando de otra manera. Saliendo de nuestra zona de confort, utilizando un enfoque diferente esta vez.
La vida se desmorona fácilmente. De un día para otro. Una llamada, una visita de alguien especial, un embarazo, un encuentro inesperado, un mail de tu marido para otra, un beso repentino de alguien que te gusta, una bronca a media noche en mitad de la discoteque mientras el alcohol inunda tus venas, un mensaje de amor a las seis de la mañana del chico que te gusta con el que has discutido …
Hay tantas situaciones que nos pueden pasar, que debemos tener capacidad una rápida capacidad de adaptación. Debemos ser imprevisibles ya que la vida lo es. Es así, vivimos en esos términos. Así que, ¿para qué intentar controlar todo? Ten una cosa clara: no es posible, así que disfruta del ahora, porque la vida se compone de momentos.
El presente es todo lo que tenemos, así que no lo arruines por un pasado que no tiene futuro. Disfruta cada momento y sé feliz, que no me entere yo…

El arte de vivir