domingo, 20 de septiembre de 2015

"INJUSTICIA SOCIAL GENERA SOCIEDAD ENFERMA"

Se define a la injusticia como la falta de justicia, de bien común y de equilibrio dentro de diversos grupos sociales que pueden ir desde la comunidad toda hasta el sujeto individual. Como tal, la
Injusticia social
injusticia implica principalmente el no respeto por los derechos tanto de los individuos como de la sociedad en su conjunto, y este no respeto o esta falta de derechos puede hacerse visible de innumerables formas: algunas más pequeñas y casi invisibles, otras más notorias y flagrantes. Si entendemos que la justicia es la búsqueda del bien común y del bienestar conjunto, la injusticia será entonces el beneficio de algunos en pos del perjuicio a otros.


Qué podemos esperar de una sociedad alimentada históricamente por el odio y la violencia.
Una sociedad en la cual la distancia  entre  ricos y  pobres es abismal.No entendemos cómo el sistema financiero nacional alcanza rendimientos record cuando el desempleo registra topes sin presedentes.

Vemos una juventud que crece sin espectativas,en un mar de frustraciones que se nutre de violencia intrafamiliar,vicio callejero y falta de principios morales. Se vive una experiencia  situacional,del ahora y no importa cómo,de la mayor ganancia con el menor esfuerzo y la búsqueda de placeres nuevos no importando sus límites.


Qué decir de la familia,con hijos muchas veces no deseados;madres cabeza de familia que luchan por el pan pero que no pueden dar amor y afecto,porque no hay tiempo para eso.
Calles inundadas por el vicio que contagian con velocidad a casi todo lo que tocan.
Nos duele ver a las nuevas generaciones resentidas y hedónicas,para adormecer el rigor de vivir en una sociedad violenta e incomprensible.

Los medios de comunicación electrónicos también han aportado su granito de arena a la sociedad enferma e injusta,propiciando soledad e introspección que evade el mundo real.
Es muy grande la tarea de recomposición y orientación del rumbo nacional frente a su población y especialmente a las nuevas generaciones.
Padres de familia,educadores,lideres civiles y estado en todas sus manifestaciones  deben mirar más hacia los valores y la dignidad del ser humano.
Quienes tienen los recursos económicos en abundancia deben colocarse la mano en el corazón y con dolor desprenderse de mucho de lo que no les corresponde,porque de otra manera será inexorable el ataque y la rebelón de las masas como lo predijo un notable escritor español.

El arte de vivir