domingo, 27 de septiembre de 2015

"EL PASADO NO PUEDE SER BORRADO O CAMBIADO"

 "Dentro de veinte años te arrepentirás más de las cosas que no hiciste que de las que llegaste a hacer. Por lo tanto, ya puedes levar el ancla. Abandona este puerto. Hincha las velas con el viento del cambio. Explora. Sueña. Descubre." Marc Twain. 
 
El psado
El pasado quedó atrás. Fueron momentos en los que sucedieron cosas que ya no podemos modificar.
A veces se producen hechos que no entendemos o que intentamos evitar o evadir, y nuestra mente sólo busca volver a ellos una y otra vez, lacerándonos. Quedarse rememorando permanentemente lo que pasó, con culpas y remordimientos, nos atasca en ese instante y no nos permite encontrar soluciones para avanzar. También nos impide vivir el presente y proyectarnos hacia el futuro.
Que revivas una y mil veces hechos, palabras, circunstancias, sensaciones, no los modificará en absoluto. Tienes un sentimiento de insatisfacción o de dolor por algo que ya pertenece a tu historia. Esto te impide llevar la vida que querrías y obtener lo que tanto deseas. Si este es tu caso, te propongo una solución que funciona: pon una fecha límite para despedirte de los recuerdos de lo que sucedió. Por ejemplo, el domingo que viene. Hasta ese día, rememora, intenta subsanar lo subsanable, habla, pide perdón a otros, perdónate, llora o haz todo lo que necesites para cerrar ese capítulo de tu vida.
A partir del día siguiente, despiértate con nuevos bríos. El pasado estará en su lugar, habiendo dejado en nosotros las enseñanzas y los conocimientos necesarios. Será un día nuevo, distinto, sólido, en el que comenzarás a proyectar tu vida hacia adelante, con el corazón y la mente abiertos a nuevas oportunidades y a nuevos comienzos.


¿Estás lista (o listo) para dejar el pasado en su lugar?

El arte de vivieEl arte de vivir