lunes, 15 de junio de 2015

"DAR AMOR"

"El verdadero amor no es otra cosa que el deseo inevitable de ayudar al otro para que sea quien es»....  Dar amor no es tan solo decirle a mi prójimo, que es todo tipo de persona que habita en la tierra. “oye, yo te estimo”, mientras el pobre esta cayéndose en la desgracia del alcohol.
Dar amor no es solo decirle a tu pareja, “te amo”, mientras no trabajas para mantenerla económicamente a ella y a sus hijos.



Dar amor
Dar amor no es gritarle a mis hijos todo y todos los días para llevarlos al camino correcto, dar amor es darles buenos consejos, prestarles un momento de atención para que se sientan queridos, dar amor no solo es comprarle un coche de lujo a mi hijo, mientras lo que el necesita es un poquito de cariño y atención.

El dar amor significa y puede llegar a significar tantas cosas.

Con tan solo una visita, yo podría ayudar a mi vecina a que no se sienta sola, esa persona en la etapa adulta que la han dejado sola sus hijos por formar una nueva familia.

Amor, no es poner barreras entre una raza y otra, una nación en contra de la otra, una hija o hijo en contra de sus padres. Dar amor es quererse fraternalmente entre culturas, entre naciones o países, y entre padres e hijos.

Dar amor no es pasar desapercibido cuando una persona te pide a gritos tu ayuda desde el fondo de su alma, sin que tu corazón la escuche.

El querer dar amor es brindar mi ayuda de mil formas y ser hospitalarios con toda la raza humana, puesto que yo soy humano, soy el prójimo de los demás, soy una persona que siempre esta necesitando ayuda, auque yo pague servicios, siempre estoy necesitando de los demás para satisfacer mis necesidades, y entonces porque no se me mueve el corazón para acudir al auxilio de alguien cuando me lo esta pidiendo.

Porque cuando veo a alguien que esta pidiendo auxilio en un robo que le están haciendo, yo me quedo estático, ¿Acaso no tengo sentimientos o sensibilidad?.

Para ser una persona altruista verdaderamente se requiere de un valor profundo en el corazón, porque no siempre estamos dispuestos a prestar ayuda a cambio de nada. Siempre esperamos que la persona a la que se le hace el favor no lo pague y si vemos que alguien pide ayuda pero que no podrá pagárnoslos, nos alejamos.

El arte de vivir