miércoles, 4 de marzo de 2015

"LA SIMPLEZA DE UN NIÑO"

“La felicidad no está en tener lo que se desea si no en disfrutar de lo que se tiene”

La simpleza
El día a día que vivimos, las prisas, las obligaciones y responsabilidades hacen que nos metamos en una vorágine sin dejar apenas tiempo para disfrutar y apreciar los detalles y las pequeñas cosas que nos pasan. Los seres humanos tenemos una enorme facilidad para complicarnos la vida, hacer difícil lo sencillo y complicar nuestras relaciones con otros.
Enroscados en nuestro mundo de adultos, preocupados por el trabajo, la pareja, y el dinero, en ocasiones, no nos damos cuenta de que las lecciones más importantes y sencillas de la vida están muy cerca: en la mirada de nuestros hijos, en sus juegos, en su cariño.
Vuelva a despertar a su niño interior y aprenda lo mucho que la simpleza de los niños puede enseñarle.
Las lecciones de los niños no hacen recordar quiénes éramos, nos hacen dar cuenta de que fuimos quebrando reglas, valores y creencias a lo largo de los años. 
Si claro... las circunstancias nos van llevando por caminos insospechados, pero, ¿es imposible ser fieles a nosotros mismos? Sea como sea que ocurran las cosas, siempre existe la posibilidad de hacer las cosas bien o mal, y casi siempre (excepto circunstancias extraordinarias), podemos elegir y decidir voluntariamente al respecto.
Tal vez, si a diario recordáramos estos simples y limpios pensamientos infantiles, si a diario fueramos más honestos, educados, alegres y bondadosos, el mundo sería un escenario completamente diferente, y tanto mejor funcionaría con nosotros como protagonistas.
El arte de vivir