miércoles, 25 de febrero de 2015

"APRENDIENDO A PERDONAR"


Aprender a perdonar no es una cuestión sencilla, ni un simple acto en la vida de cada persona. Perdonar es un proceso que requiere valor, autoestima alta, amor y entendimiento. Cuando una persona perdona a quien le ha hecho daño, se libera de la opresión y del rencor. La persona a la que te niegas a perdonar no es más infeliz, ni
Perdonar
sufre las consecuencias de tu falta de perdón, por el contrario, el que más sufre por ello eres tú, ya que vives con una enorme carga emocional que pesa y no te deja disfrutar de las cosas bellas que tiene tu vida. Este artículo te ofrece una serie de pasos que te ayudarán a deshacerte de sentimientos tales como la culpa, el rencor y el sufrimiento y podrás aprender a perdonar a quienes tú crees que no merecen tu perdón.

Este es un maravilloso ejercicio de Rachel Charles, si sientes que alguien en tu vida te ha hecho un daño tal que no lo puedes perdonar.
Disfrútalo.
Busca un sitio tranquilo, relájate y cierra los ojos.
Deja que en tu mente se forme una imagen representativa del concepto de bondad.
Toma conciencia de la energía que invade esta imagen de amor.
¿De qué clase de energía se trata?
¿Cómo fluye?
¿Tiene algún color especial?
Visualiza que la energía de la bondad fluye hacia ti, y te rodea con su calor y luz. Ahora se filtra a través de tu ser hasta llegar a aquellas partes que estaban tan heridas.
Siente que la energía del amor acaricia esas zonas débiles hasta que comienzan a mejorar.
Emplea todo el tiempo que necesites para llevar a cabo este proceso de sanación.
Si puedes, visualiza a la persona que te ha hecho daño. Tal vez podrás también imaginar sus aspectos más vulnerables. Renueva el compromiso de brindarte a ti mismo lo que esa persona tan cruelmente te ha negado.
Reconoce lo que has aprendido de ese desagradable episodio.
Crea una imagen vívida del individuo e imagina que la energía del amor fluye desde ti hasta él o ella. Visualiza a la persona rodeada de esta fuerza curativa.
Ahora sabes que has sido capaz de perdonar.


El arte de vivir