martes, 20 de enero de 2015

"VIVIR ES CAMBIAR."

El cambio es inevitable en nuestras vidas. 


Estemos conscientes o no, queramos aceptarlo o no, las cosas y la gente cambian.

Ante estos cambios, nuestra forma "normal" de reaccionar (a la que estamos acostumbrados) ya no nos es útil, por lo que necesitamos buscar una nueva opción.
Cambiar significa modificar nuestra conducta o forma de pensar ante una nueva situación.

Aun sin darnos cuenta, lo que vamos viviendo va modificando nuestro carácter.
Algunos aspectos se fortalecen, otros se debilitan y surgen nuevas conductas, formas de pensar, etc.
"Yo soy así y así he sido siempre", "es muy difícil cambiar". Son comentarios que escuchamos con mucha frecuencia.Pero si analizas tu forma de actuar en estos momentos y la comparas con la de hace 10 o 20 años, seguramente notarás la diferencia en muchos aspectos.

El cambio nos da miedo, porque:

1) No sabemos cómo manejar situaciones nuevas o diferentes.
2) Puede provocar algún tipo de pérdida, ya sea física, moral, emocional, etc.
3) Podemos equivocarnos y ser criticados por los demás y/o por nosotros mismos.
4) La falta de control que sentimos. Esto generalmente nos angustia.
“La vida está llena de cambios”, es una frase muy usual, pero que su significado para muchos conlleva una connotación de tristeza preocupación. Ya que se debe enfrentar situaciones difíciles  que puede generar ansiedad por ser superado de forma rápida y que sólo lleva a empeorar las cosas.
Al vivir una situación estresante se genera una serie de emociones devastadoras que influyen de manera directa sobre la conducta de las personas. Ante una pérdida o una infidelidad, la persona recurre a generar miedos esto es lo que en muchas ocasiones  paraliza para pensar, tomar decisiones y actuar; dañándose la autoestima y autoeficacia, lo cual  puede ocasionar problemas serios físicos, psicológicos y conductuales, debido a que la ansiedad es una respuesta automática que emite el cuerpo ante diversas circunstancias”, así lo indica en entrevista para Salud180, María Elena Vargas Vergara, Especialista en niños y adolescentes de Si salud Integral.

Emoción te hunde más…         

Sin darte cuenta la ansiedad por superar una mal situación puede llevarte a empeorar las cosas. Por ello la experta María Elena te presenta cinco claves para evitarlo.
1. Comprende. Con claridad qué es lo que te está impidiendo adaptarte a los cambios que se han producido en tu vida.
2. Aprende. A vivir en el presente, evitando miedos del futuro.
3. Modificando tus diálogos internos. Evita que tu cerebro interprete erróneamente que existe un peligro para tu vida.
4. Cambia las imágenes mentales. Que te están creando las crisis de ansiedad.
5. Cuerpo. Elimina las sensaciones físicas de malestar.
Es importante saber que el desgaste emocional que provoca la ansiedad va a repercutir en la salud física y es cuando empieza un ciclo que hay que intentar romper, por eso es importante tener conciencia sobre lo que es real y todo aquello que puedo estar pensando sin que lo sea, muchos pensamientos no reales pueden mantener esta ansiedad, afectando tu vida en las diferentes áreas de tu existencia.

Recuerda, tu salud está en tus manos. ¡No lo olvides!
        www.viviresunarte.es