martes, 2 de diciembre de 2014

"¿GENERACION SIN ESPERANZA?"

Ninis, ¿generación sin esperanza?

¿Los jóvenes de hoy en día son realmente unos vagos y holgazanes? ¿De verdad son una generación desesperanzada y despreocupada? Puede que sí. Y puede que se deba al hecho de que nos estemos formando en universidades más preocupadas por la recaudación económica que por la calidad de la enseñanza que ofrecen; o quizá se deba al hecho de que nos formamos con muchísimo esfuerzo y disciplina y, una vez llegado el momento de la búsqueda de empleo, nos encontramos ante un enorme agujero negro de ofertas comerciales profundamente piramidales.
Quizá sea porque el mundo laboral actual es una auténtica jungla de ofertas precarias y totalmente injustas; quizá se deba al minúsculo e insignificante detalle de la inexistencia de oportunidades para poder demostrar todas nuestras competencias y capacidades porque nos solicitan cientos de años de experiencia inalcanzables e impensables para alguien que acaba de iniciar la etapa adulta e intenta empezar a abrirse camino en el mundo laboral; o incluso puede que se deba también al curioso razonamiento de imponer un 40% más de coste sobre la matrícula universitaria a aquellos alumnos que desean continuar formándose cursando una segunda carrera.
Menos espejismos y más compromiso, porque quizá, y solo quizá, los jóvenes no seamos el problema actual como intentan hacernos creer. Vayamos abriendo los ojos.
No estudian y no trabajan. Son millones de jóvenes en todo el mundo que se encuentran en especie de limbo existencial y que, desafortunadamente, son presa fácil de la delincuencia organizada, el narcotráfico y la violencia. 
Se cuentan por millones y están por todas partes;
es muy probable que conozcas a alguno e, incluso, que tú seas uno de ellos. Son los Ninis (ni estudian, ni trabajan), tribus de jóvenes y adolescentes que pasan inadvertidos para un mundo globalizado que les niega la posibilidad de desarrollar sus capacidades físicas e intelectuales. 
Pudiera pensarse, en primera instancia, que este fenómeno se observa solamente en las llamadas “naciones en vías de desarrollo”, como México, pero la verdad es que ocurre en todos lados. En España, por ejemplo, el Instituto de la Juventud local acepta que casi 600 mil chavos se encuentran en estas circunstancias. En Argentina las estadísticas oficiales muestran que 20% de los jóvenes de 14 a 24 años pertenece a este “club”, y lo peculiar es que, al consultarlos, declaran no querer hacer nada. 
De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), 18% de los jóvenes uruguayos no estudia ni trabaja; porcentaje semejante se presenta en Brasil (19%) y Paraguay (21%). En el Caribe los adolescentes no se quedan atrás, ya que se estima que 20% tienen la etiqueta de Nini, mientras que en Centroamérica la situación es similar: 21% de la población de 16 a 29 años se inscribe en esta categoría. 
Aunque hablamos ya de España, podemos decirte que si consideramos a Europa en su conjunto las cifras son verdaderamente alarmantes; sí, porque contrario a lo que pudiera pensarse, el porcentaje de jóvenes desempleados que “pasan el día en blanco” llega a 34%. Dicha cifra es sólo opacada por el índice registrado en África, donde 40% de los chicos están en el ocio completo. 

El arte de vivir