martes, 11 de noviembre de 2014

"LA IMPORTANCIA DE LA CULTURA"

La necesidad de la cultura

Rembrandt
Un argumento que se oye mucho en estos tiempos: no podemos dedicar dinero a subvencionar la cultura mientras haya gente perdiendo sus casas y pasando hambre. ¿Cómo se responde a eso?
- El dicho 'primero vivir, después filosofar' está equivocado. Si filosofamos, aprenderemos a vivir mejor. Si solo nos dedicáramos a comer, estaríamos aún en las cavernas. E incluso allí se pintaban las paredes. Las necesidades estéticas son humanas. Se trata de que la cultura no sea un pasatiempo, sino una necesidad. El ser humano no cubre solo sus necesidades materiales.

Juan Goytisolo escribió “La falta de curiosidad o inapetencia por las culturas ajenas es, a mi entender, un índice de decadencia y pasividad, porque la cultura afectada por este síndrome se convierte en mero objeto de contemplación”.
Dar importancia a la cultura en nuestras vidas es fundamental para poder ejercitar la sensibilidad, el entendimiento, el razonamiento y la comunicación que necesitaremos aplicar en nuestro

 
PIERRE-AUGUSTE RENOIR:
comportamiento social o ideológico. En nuestra etapa estudiantil se nos obliga a tener una cultura general pero es cuando dejamos este periodo donde debemos convertirla en una afición.
Ser culto no es privilegio único de los que finalizan una carrera universitaria, tampoco de aquellos que centran su pensamiento exclusivamente en un aspecto. Tampoco pretendas conocer todas sus facetas, la cultura es tan extensa que necesitarías cien vidas para poder conocerla y nunca llegar a dominarla.
Lectura, escritura, música, pintura, escultura, arquitectura, historia, filosofía, ciencia y muchos más temas nos ofrecen un amplio abanico donde poder buscar respuestas o crearnos preguntas, pero
Leonardo da Vinci:
también existe la cultura popular donde los usos y costumbres de otras personas también pueden enriquecerte tanto como las anteriores.

Siguiendo con las citas, José Vasconcelos también dijo “La cultura engendra progreso y sin ella no cabe exigir de los pueblos ninguna conducta moral”. La falta de cultura, y vuelvo a recordar que no está asociada a una carrera académica, favorece cultivos como la discriminación, la intolerancia, la soberbia y otros comportamientos que no favorecen al ser humano.

Comparar diferentes puntos de vista sobre el mismo aspecto cultural nos ofrece la posibilidad de crear nuestra propia opinión, si estudiamos solo un punto de vista no tendremos una visión objetiva del tema analizado. En la historia, por ejemplo, los hechos son descritos dependiendo de la persona que los escribió, en la guerra Cartago-Roma los puntos de vista son diferentes si son descritos por Anibal (general cartaginés) o por Escipión (general romano).

Tampoco es totalmente necesario compartir plenamente una opinión determinada, precisamente tener una mente culta te permite valorar si tomas como tuyas todas, parte o una combinación de las opiniones de otras personas.

Os animo a ampliar vuestra cultura, nunca tendremos la suficiente pero seguro que os ayudará a ver la vida de otra forma.

El arte de vivir