miércoles, 17 de enero de 2018

"HAY QUIEN ENCUENTRA LA FELICIDAD CURANDO HERIDAS"

Hay quien encuentra su felicidad curando heridas, los vacíos de otros . Nadie
Encuentra la felicidad
puede negar que en ocasiones, puede ser reconfortante ser el bálsamo que cura tempestades pasadas, el antídoto para esas amarguras que otros dejaron en el corazón de quien amamos ahora.
Ser esa pieza clave en el día a día del ser querido es importante. Ahora bien, nadie ha nacido para ser una muleta cotidiana, ni un pañuelo de lágrimas , ni aún menos, esa pócima con la cual, hacer olvidar un amor imposible o un amor que hizo daño.

Esto no quiere decir en absoluto que no nos preocupemos por el pasado de nuestras parejas, por saber cuáles son sus carencias, cuales sus cicatrices internas y sus demonios escondidos. Debemos saberlo, pero no busques alzarte como el héroe o heroína que pretende salvar y sanar todas sus heridas . No es tu tarea, no es tu responsabilidad esencial.

El arte de vivir