sábado, 2 de septiembre de 2017

"EL LADO BUENO DE LAS COSAS"

Me he cruzado con gente por la vida que no ha sabido construir con las 
El lado bueno de las cosas
piedras que se encontraba en su camino . Por el contrario, se tropezaban o las cargaban sobre su espalda. Yo también lo he hecho.
En realidad, como dijo Benedetti, nunca pensé que en la felicidad hubiera tanta tristeza. Más bien creí que era al contrario, que la felicidad era un camino de rosas sin espinas y no de piedras o de caminos imposibles.
Pero me equivoqué, y eso solo lo empiezas a comprender cuando estás preparado para ser feliz. La felicidad implica sufrir, es una condición extraña porque solo el fuerte la resiste.

¿Qué irónico, verdad? La verdad es que no resulta tan raro pensar que la felicidad implica la plenitud, que es un equilibrio emocional que también necesita de la tristeza y de los obstáculos.

El arte de vivir