viernes, 16 de diciembre de 2016

"LAS PERSONAS NOBLES"

Persona  noble quiere decir sincero o veraz. Describe al que demuestra una actitud justa hacia la verdad y, por consiguiente, desprecia el engaño. Además, tal persona es valiente porque defiende lo justo sin tener miedo. Tener un corazón noble es contar con  un corazón fuerte para
Personas nobles
aspirar por los altos ideales y no para encaminarnos por opciones mediocres.
Es  tener un  corazón generoso en el trabajo  viendo en el NO una imposición, porque se debe  cumplir la misión  confiada.
Tener un corazón  noble, es tenerlo grande en el sufrimiento con los hombres,  es ser leal y atento para con todos pero especialmente servicial con quienes realmente sufren  lo necesitan y  se puede apoyar.  El noble  sabe reconocer los méritos ajenos.
Cuando hablamos de una persona noble se  entiende que se trata de alguien que siempre intenta actuar rectamente, con sentido de la justicia, que no tiene intenciones ocultas y que procura no dañar a nadie. En caso de legítima defensa, procuraría hacer el menor daño posible.
Tiene un alma noble el que no está encerrado en sí mismo y se ocupa sólo de su interés propio, sino que tiene energía y riqueza interior para dedicarse también a otros, para apoyar sus necesidades y facilitar, es una persona  que no se sobreestima, sabe aprender y es agradecida.
La persona de alma noble trata de alcanzar la meta, pero no odia a su adversario, lo respeta, le reconoce su valor y su dignidad. Una vez terminada la lucha o contienda, olvida la cólera, no cultiva en el corazón el deseo de venganza, perdona. La persona con un corazón noble es muy sensible y solidaria con las personas temerosas, humilladas, lastimada.
Lo contrario a este tipo de persona son LOS MEZQUINOS  queines solo buscan su propia meta. Confunden su propio interés con la justicia. Si alguien obstaculiza sus deseos lo odian, lo insultan, lo denigran, están dispuestas a cometer cualquier atropello, cualquier maldad. La  persona de alma mezquina es insensible a los demás y es capaz de burla ante la fragilidad del otro. La persona con alma noble es un ser “crecido“, ha desarrollado constructivamente su ser personal y social, promueve el progreso sin cálculos egoístas.

El arte de vivir