lunes, 20 de junio de 2016

"EL AMOR Y LA NECESIDAD DE AMOR SON DOS COSAS DIFERENTES"

El amor y la necesidad de amor son dos cosas diferentes
Llena tu vida de amor. Pero vas a decir, "Siempre amamos" Y yo os digo que rara vez se ama. Puedes anhelar ser amado... pero hay una gran diferencia entre ambos. Amar y necesitar amor son dos cosas
Necesidad de amor
distintas. La mayoría de nosotros permanece como niños toda la vida porque anhelamos amor. Amar es una cosa muy misteriosa; anhelar ser amado es una cosa muy infantil. Los niños pequeños quieren amor; cuando las madres les dan amor ellos crecen. Ellos demandan amor de otros y sus familias los aman. Luego, cuando se hacen mayores, si son esposos demandan el amor de sus esposas, si son mujeres quieren el amor de sus maridos. Y el que demanda amor sufre porque el amor no puede ser pedido, el amor sólo se puede dar. Al querer no hay certeza de conseguirlo. Y si la persona de la que esperas amor también espera que tú le entregues amor es un problema. Será como dos mendigos reunidos y mendigando juntos. En todo el mundo hay problemas maritales entre marido y mujer, y la única razón de esto es que ambos esperan el amor de uno hacia el otro, pero no son capaces de entregar amor.
Piensa en esto un poco – en tu constante necesidad de amor. Quieres que alguien te ame, y si alguien te ama te sientes bien. Pero lo que no sabes es que el otro te ama sólo porque quiere que tú lo ames también. Es como alguien tirando carnada para los peces: no tira para que el pez pueda comer, sino para capturar el pez. Él no quiere alimentar a los peces, sólo lo hace porque quiere a los peces. Todas las personas que conoces enamoradas a tu alrededor sólo está lanzando carnada para conseguir amor. Y continuaran entregando carnada hasta que sientan que existe una posibilidad de conseguir el amor de esa persona. Entonces la otra persona también comenzará a mostrar un poco de amor hasta que finalmente se dan cuenta de que ambos están mendigando amor. Han cometido un error: cada uno había pensado que el otro era un emperador. Y con el tiempo cada uno se da cuenta de que no están recibiendo ningún amor del otro, y es ahí cuando comienza la fricción.
Osho, The Path of Meditation, charla #3

El arte de vivir