domingo, 20 de marzo de 2016

"SIEMPRE REALICE LO QUE TÚ CORAZÓN TE DICTE"

Resiliencia: Capacidad humana de asumir con flexibilidad las situaciones límite y sobreponerse a ellas (RAE).

“Atrévete, a pesar de tu miedo, y serás valiente” (W. James)

Tu corazón
Nuestra vida está salpicada de dificultades, de situaciones difíciles que tenemos que superar. Inevitablemente nos tropezamos con la adversidad de vez en cuando y, si eso ocurre, lo importante no es realmente lo que vivimos sino cómo lo hacemos...“Conócete, acéptate, supérate” (San Agustín)…,o lo que es lo mismo, disponemos de recursos para afrontarla...introspección, aceptación y capacidad para mejorar “No puedes controlar todas las situaciones de tu vida, pero sí puedes controlar todas tus actitudes hacia esas situaciones” (Zig Ziglar).


La resiliencia (término de Boris Cyrulnic, psicoanalista y neuropsiquiatra francés) es la capacidad para soportar los golpes de la vida y sobreponerse, para responsabilizarse de lo que depende de uno mismo. Es la capacidad para sacar partido a las adversidades, para luchar "contra los dragones", para saltar los obstáculos. Es aprovechar la incertidumbre para ser más fuertes, soportar situaciones de que nos hacen daño: También es centrarse, fijar la mirada en la meta, aprender de los errores y buscar siempre nuevos caminos sin añoranza del pasado, sin complacencia en el presente, sin miedo al futuro .

Todos hemos vivido alguna vez situaciones que no merecíamos. Todos hemos sentido que perdíamos una y otra vez la partida. Sufrir y, sobre todo SENTIR, sabiendo que el daño forma parte del juego y que siempre, siempre hay que CONFIAR. ”El hombre que se levanta es aún más fuerte que el que no ha caído” (Viktor Frankl). Resiliencia es estar preparado, ser capaces de responder, de resolver y también de reinventarse. Aprendizaje y experiencia vital.

Seremos más resilientes si miramos lo que nos rodea de forma más positiva, más atrevida, más creativa, “El que puede cambiar sus pensamientos, puede cambiar su destino” (Stephen Crane), si nos implicamos con responsabilidad (asumiendo), si nos comprometemos (haciendo lo que decimos sin autoengaño), si afrontamos en lugar de huir “Evitar los problemas que tenemos que afrontar, es evitar la vida que necesitamos vivir” (Paulo Coelho).

Sin duda, me quedo con esta reflexión de Fernando Pessoa tan hermosa: “ten el corazón sensible y usa la fuerza de la mente porque la fuerza más potente de la naturaleza habita en ti”.Cada vez soy más consciente de que lo que me hace vulnerable es también  lo que me hace más fuerte.

El arte de vivir