lunes, 14 de marzo de 2016

"LA GENTE QUE SE CREE MÁS QUE OTROS"


¿Por qué pensar que las personas valen más por lo que tienen que por lo que son? Ni el título universitario, ni las posesiones, ni los bienes materiales determinan quienes somos, únicamente lo hace nuestro mismo origen.  Por supuesto, cada uno tiene talentos y dones especiales, que debemos aprovechar, desarrollar y poner al servicio de los demás, pues afortunadamente, no somos buenos
Gente orgullosa
para todo, dentro de la riqueza de la variedad, hay gente para cada ramo del conocimiento humano: algunos son buenos para las matemáticas, otros para la lógica, otros más para las relaciones públicas, unos para las artes y las ciencias , otros más para los deportes, en fin, por eso hay miles de actividades en el mundo que no pueden ser desempeñadas por las mismas personas, cada quien es bueno para algo específico.

Por ende, dentro de la infinita riqueza de la raza humana encontramos personas que son afines por sus caracteres, gustos y aficiones, entre otros elementos, y hay quienes hacen clic inmediatamente, por cuestiones químicas, otras, por el contrario, se detestan y no se gustan, ni siquiera por el aroma que despiden, lo único cierto es que cada uno es especial, único e irrepetible, y de la misma manera, cada quien tiene una misión en la vida, nadie puede sustituir a otro, el lugar que tenemos reservado en este espacio no puede ser llenado por ningún suplente, así que, veamos a los demás como lo que son, personas valiosas que merecen vivir, no importando la razón.

Por eso, recordemos que la humildad es una virtud que se cultiva, nadie nace con ella, entre más nos hagamos conscientes de su belleza, desearemos hacerla nuestra para siempre. Seamos, mansos y humildes de corazón. Si todos tratáramos con delicadeza a nuestros hermanos, el mundo cambiaría muy pronto, ¿no creen?

El arte de vivir