jueves, 15 de octubre de 2015

"RESPETAR LAS OPINIONES DE LOS DEMÁS"

Las discusiones, los debates, el intercambio de ideas... son los motores que mueven el mundo, son los que nos llevan al ser humano a ir mas allá de donde estamos, a mejorar en todos los aspectos, y son necesarios para el desarrollo y supervivencia de la especie a largo plazo.
¿Habéis pensado en algún momento, por qué, algunas veces, tenemos miedo a dar nuestra sincera opinión sobre algo, o por qué otros no aceptan que les contradigan?

Respeta
Cuando tenemos que dar nuestra sincera opinión sobre algo, algunas veces, nos sentimos cortados, pensando que es mejor no decir nada, manteniéndonos en silencio, porque pensamos que al decir nuestra sincera opinión pueda servir para que nuestro amigo o compañero, se enfade y nos deje de lado, o rompa la relación de amistad, o quizá, también, porque pensemos que nuestra opinión no pueda ser tan importante e útil como lo puedan ser la de los demás, y por eso, algunas veces, sentimos miedo a decir lo que pensamos.

También es cierto que algunas personas son acérrimas en ideas, y cuando se les contradice, terminan enfadándose, porque no soportan aceptar ideas distintas a las suyas.

Debemos ser libres, sin sentirnos manipulados, para exponer nuestras ideas y pensamientos, porque todos somos diferentes y porque cada uno vemos las cosas de distinta manera, pero, no olvidemos nunca que todas las opiniones son importantes, y sobre todo, respetables, siendo todas útiles para enriquecernos en ideas.

¿Os imagináis por unos segundos si todos pensáramos de la misma manera? ¡sería muy aburrido! ¿verdad? y además, nos quedaríamos estancados.

Debemos de compartir y escuchar las ideas diferentes de los demás porque nos ayudan a enriquecernos, debatiendo y exponiendo entre todos, diferentes matices y aspectos de cada opinión.

Intentemos ser libres para opinar, y, tambièn, seamos respetables para escuchar las ideas de los demás, sin enfadarnos, sin sentirnos manipulados, y sobre todo, desechemos esa idea negativa que, a veces, nos acecha a nuestra mente, de que, nuestro amigo va a dejar de serlo, porque estemos opinando de distinta manera que él.

Seamos libres, para opinar libremente, porque es un derecho que, según nuestra Constitución, todos los ciudadanos tenemos.

El arte de vivir