lunes, 25 de mayo de 2015

"TU VIDA ES EL RESULTADO DE TUS DECISIONES"

Evitamos el momento, lo aplazamos. No nos engañemos: a veces es necesario sincerarnos con nosotros, hacernos buenas preguntas, barajar todas las opciones… Y ser valientes. Por Raimon Samsó.
Somos la suma de todas nuestras decisiones anteriores. El día de hoy es un resumen de todas las decisiones que tomamos ayer y anteayer. Cuando alguien se pregunta “¿Cómo he llegado a esto?”, debería repasar la larga lista de elecciones que ha tomado en los últimos años. Y quien se pregunte:  “¿Cómo será mi vida en el futuro?”, debería examinar las decisiones que toma hoy en adelante. Como dice el adagio: una cosa lleva a otra. Por todas estas razones, aprender a tomar decisiones es una habilidad fundamental en la vida que puede aprenderse.
Es probable que no quieras oír lo que voy a decirte. Te entiendo. A mi también me ocurría que no comprendía el verdadero significado de esta frase. “Tu vida es el resultado de tus decisiones”
¿Cómo alguien va a decidir vivir en la pobreza?
¿Cómo alguien va a decidir vivir en la tristeza o la soledad?
¿Cómo alguien va a decidir vivir el dolor de un divorcio?
Tú vida

Comprendo que no tengas ganas de oírme. Porque a veces, nos sentimos tan mal por asumir que somos los responsables de esos resultados dolorosos, que preferimos que sean culpa de otros.
Culpa del gobierno, culpa de nuestros padres, culpa del maestro, culpa de nuestra pareja, culpa del sistema, culpa del universo…..
Lo siento. No hay culpables a quien cargarles lo que no te gusta de tu vida. Hay responsables. Y en último instancia, el responsable de tu propia vida eres tú.
No responsabilizarnos de el resultado que conseguimos con nuestras decisiones, es dejar nuestra vida en manos de cualquier circunstancia externa, del azar, del viento….  El responsable de tu propia vida eres tú.
Pero espera…. esto no es malo, ni tiene porque ser doloroso o negativo. Sino todo lo contrario. ES HERMOSO sabernos responsables de lo que con nuestras decisiones y acciones podremos ir consiguiendo.
Te abre las puertas a la inmensidad de la abundancia y la felicidad. Te abre las puertas a la dicha de saberte libre para elegir una vida mejor y dar los pasos hasta alcanzarla.
A veces, nos “acomodamos” en una etapa de nuestras vidas, y durante meses y años nos dedicamos a vivir un día tras otro, como si fueran el mismo. Poco a poco, creemos que ESO es la vida….. y comenzamos a sentirnos aburridos, desilusionados. Miramos para todos lados y enseguida encontramos culpables a nuestros sentimientos…. Es culpa de este trabajo, de mi pareja, de mi jefe, de estos compañeros, de la sociedad, del gobierno……
Pues siento decirte que no te lo pienso poner fácil. La vida que vives ahora, es fruto de tus hábitos, de tus decisiones pasadas y de haberte acomodado a la vida que llevas. Pero cada pequeño cambio, cada pequeña decisión abre un mundo maravilloso, una nueva posibilidad en tu futuro. Casi como si hubiera varias dimensiones…. Imagínate. Si sigues haciendo lo que hasta ahora, seguirás viviendo en la misma dimensión, con el mismo nivel de vida y de felicidad o apatía, o tristeza. Pero por cada cambio que hagas, se produce un cambio de dimensión, tu futuro se transforma y ya no será el mismo. Tus decisiones, tus pasos, transforman ese futuro y te “teletransportan” a esa nueva dimensión
El camino hacia el éxito pleno no es corto. Pero si asumes que necesitas dar ciertos  pasos y responsabilizarte de conseguir exactamente el resultado que tu deseas conseguir, sin rendirte hasta lograrlo, entonces, caminarás lleno de felicidad.
¿Sabes donde empieza el Camino?
Te espero para dar el salto de la queja y el dolor, a la responsabilidad y la felicidad.

El arte de vivir