lunes, 24 de noviembre de 2014

"COMO SER UN BUEN AMIGO"

Un buen amigo

Un buen amigo

Ser un buen amigo no siempre es fácil, pero tomar el tiempo para cultivar una amistad duradera vale cada gramo de esfuerzo. Mientras pasan los años, algunas personas se mantendrán a tu lado, pero muchas no lo harán, y caerás en la cuenta que cada amistad que mantienes es invaluable. Claro, para tener un buen amigo debes ser uno tu también, y requiere de mucho esfuerzo y cuidado. Para ser un buen amigo, debes establecer una relación de confianza, ser un apoyo para tu amigo durante los momentos difíciles, y profundizar en la amistad para que sea duradera. 
Vivir una buena vida es un arte, sobre todo en compañía de un buen amigo. Hay que conocer algunos secretos que nos pueden facilitar y enriquecer mucho el camino, como la construcción de redes de apoyo, que son aquellas personas que cuando nos sentimos caer nos sostienen.

Las redes de apoyo se forman con un buen amigo, es decir, personas que en verdad están contigo y que te apoyan incondicionalmente, que te aceptan así, tal cómo eres, y que no necesitan que tú cambies para quererte.



Como seres humanos es nuestra responsabilidad convertirnos en un buen amigo y tejer estas redes de apoyo. ¿Cómo?.

1.- Identifica: Cuando conozcas a una persona que consideres valiosa, que te despierte admiración, que te guste estar con ella, identifícala. Reconoce su valor; acércate a ella, con calma pero con pasos firmes. Registra en tu corazón sus cualidades y asegúrate de no perderla de vista pero no abrumes a nadie. Las relaciones requieren de mucho tiempo para construirse, este primer paso es sólo identificar.

2.- Comparte: Una vez que has identificado a la persona valiosa, no desperdicies ninguna oportunidad: cuando la veas alégrate, aprende de ella, acércate sin invadir su espacio, dile que te gusta su modo de ser.

3.- Sé atento y amable: Si llegara a necesitarte, ofrece tu ayuda responsable. Para tener un buen amigo primero hay que saber serlo. Actúa con honestidad, honradez, no prometas nada que no puedas cumplir.

4.- Conócete: Cuídate a ti mismo y sé un buen amigo para ti, antes de pedir ayuda trata de resolver cualquier problema por ti mismo, no busques recargarte en nadie, para que nadie se haga cargo de ti; sin embargo, cuando lo necesites pide ayuda y aprende a ofrecerla.

Nunca sabes cuándo puedes necesitar de alguien. ¿Te cuento un secreto? Yo sé quiénes son parte de mi red de apoyo cuando al contarles un proyecto nuevo recibo comentarios de entusiasmo, de motivación como: tú puedes, qué buena idea, eres maravillosa y lo vas a lograr.

Es tú responsabilidad tejer tus propias redes de apoyo. No te arrepentirás. Lo más valioso de la vida son las personas que amamos y que nos aman. Trabaja cada día en ello y en convertirte en un buen amigo. Te lo recomiendo ya que un buen amigo mejora tu calidad de vidaY tú, ¿cuentas ya con tus mejores amigos?

El arte de vivir