viernes, 4 de julio de 2014

"SENTIMIENTOS QUE DAÑAN EL ALMA"

Sentimientos que dañan


Culpabilidad.
Los sentimientos negativos funcionan como un termómetro, nos indican que algo no va bien y se manifiestan en forma de malestar. Pero tienen su parte positiva: educan, permiten evolucionar y generan aprendizaje. Si no sintiera frustración, igual no le daría valor al esfuerzo cuando consigue su objetivo. La inseguridad también tiene un sentido evolutivo, le protege de las amenazas, aunque muchas de ellas no sean tan aterradoras como imagina. Ahora, hay que dejar espacio a los sentimientos y, cuando el paciente estime que han convivido con él el tiempo suficiente, debe abrirles la puerta y dejarlos marchar.

 Ahora quiero compartir con vosotros/as un extracto de un artículo genial acerca de cómo los sentimientos negativos pueden llegar a bloquearnos si no les damos el lugar que deben ocupar. ¡Para que empecemos la semana con sentimientos positivos. Todas las personas tienen objetivos diferentes, pero todos anhelamos felicidad, equilibrio interior, paz y tranquilidad. El bienestar se busca rodeándonos de circunstancias, compañeros y momentos que nos aportan felicidad. Muchas personas dejan de salir de su zona de confort para evitar enfrentarse a sus miedos, pero ese sentimiento forma parte de nuestra evolución, hay que saber dosificiarlo para que cumpla con su función y no dejar que nos bloquee.

Todo tiene su razón de ser y una explicación lógica. Los sentimientos negativos nos indican que algo no funciona, educan, permiten evolucionar y generan aprendizaje. Por ejemplo, si no sintiera culpa, ¿cómo sabría que ha herido a alguien? Deje espacio a sus sentimientos, le permiten ver el mundo desde otro punto de vista, pero no le tienen que paralizar. Analice, saque una lectura positiva, aproveche lo que le pueden aportar  y, cuando estime que han convivido con usted el tiempo suficiente, déjeles marchar. ¡Atrévase a ser feliz!

El arte de vivir