lunes, 2 de junio de 2014

"SONRISA. UNA SONRISA SIGNIFICA MUCHO"

Cuando una persona sonríe


Una sonrisa
Desde un punto de vista fisiológico, una sonrisa es una expresión facial formada al flexionar los 17 músculos cerca de los extremos de la boca, pero también alrededor de los ojos. En los humanos, es una expresión común que refleja placer o entretenimiento, pero también puede ser una expresión involuntaria de ansiedad o de muchas otras emociones (ira, ironía, etc.). Varios estudios han demostrado que la sonrisa es una reacción normal a ciertos estímulos y ocurre independientemente de cuál sea la cultura, y tampoco es una reacción que uno aprenda, sino que se nace con ella: los niños que nacen ciegos sonríen desde un principio. En los animales, la exposición de los dientes, que podría parecer una sonrisa, significa casi siempre una amenaza o una señal de presentación. 
El sonreír no solo cambia la expresión de la cara, sino que también hace que el cerebro produzca endorfinas que reducen el dolor físico y emocional y proveen una sensación de bienestar. 

Cuando una persona sonríe, en su rostro se dibuja una sonrisa. Este término, por lo tanto, se utiliza para nombrar al resultado de sonreír, un verbo que refiere a una risa silenciosa y sutil.
Puede decirse que la sonrisa consiste en una expresión en la cara de un sujeto, que se forma a partir del movimiento de los músculos que rodean los ojos y la boca. La sonrisa, por lo general, refleja alegría, placer o conformidad.
En general se entiende que la sonrisa es una respuesta natural (biológica) a un estímulo, o sea que es innata. Las personas no aprenden a sonreír ni lo hacen por imitación, sino que la sonrisa surge de forma espontánea aún cuando somos bebés.

Es importante destacar que la sonrisa es una facultad exclusiva de los seres humanos. Expresiones similares en los animales no reflejan lo mismo; por el contrario, cuando un perro mueve sus labios y exhibe sus dientes, significa que está a punto de atacar o en estado de alerta, por ejemplo.
Más allá de lo natural de la sonrisa, es posible que una persona realice una sonrisa voluntaria como muestra de amabilidad o por compromiso. Una mujer  puede responder a un cumplido con una sonrisa, a la manera de un agradecimiento, pero sin que esto implique que el cumplido le causó gracia o le produjo bienestar.
También resulta habitual que las personas sonrían cuando van a ser fotografiadas. En este caso, la sonrisa es una convención social ya que actualmente se cree que, en las fotos, los protagonistas deben aparecer sonrientes y no demasiado serios.

El arte de vivir.