viernes, 24 de marzo de 2017

"¿QUIEN SUEÑA MEJOR?"

Cuentan que habían tres amigos cuyos nombres eran Luís, Teo y Pablo, quienes trabajaban, comían y vivían fraternalmente.
Quien sueña mejor
Una noche al reunirse después de un baile adonde fueron, encontraron un pollo (no sabemos si lo hurtaron o realmente lo encontraron).
Rápidamente, "antes que ladre el perro", lo sumergieron en agua caliente, ya fue desplumado y luego pasó para ser asado sobre brasas.
Los tres amigos habían regresado con mucha hambre, esa noche de la fiesta, y para no compartir con nadie ese ave ya condimentada sobre las brasas, de pronto dijo Teo:
– Mirad mis compañeros, para los tres es poco este "cuello pelado" que estamos teniendo aquí, por eso yo creo que es necesario apostar quién salta más largo, o cuenta bien un cuento, y el que salga mejor que coma solo este "cuello pelado".
– No está muy bien eso compadre –dijo Luís–. A mi parecer, si hay uno que canta mejor entre nosotros, ése debe comer este ave solo.
– Permitidme, es mi turno hablar –dijo Pablo, que estaba dormitando en la oscuridad–. Vamos los tres a dormir y mañana, quien haya soñado la cosa más linda, que coma todo este adobado que ya está oliendo bien.
– Está bien, está bien –dijeron los otros dos y fueron todos después "a apretar oreja".
A la mañana temprano Teo se desperezó y dijo a los gritos:
– ¡Ya es mío el pollo!. Anoche vi en mis sueños que yo estaba conversando y bromeando con los enviados de Dios.
– Eso no es nada –salió diciendo Luís–. Yo soñé que Dios me hizo sentar a su lado y me dio de comer de esos mejores manjares. ¡Cuidadito con esto!.
Pablo no había dicho nada aún, y por eso le preguntaron sus compañeros qué había visto en su sueño.
Pablo se desperezó lentamente y les dijo:
– Vi que ambos fuistes al cielo, y estabais muy contentos al lado de Dios y los ángeles. Creí que no vendríais más, y entonces me levanté a comer todo nuestro pollo asado.
(Autor)
Haihára: Basiliano Caballero Irala

El arte de vivir