martes, 15 de marzo de 2016

"EL MUNDO EN QUE VIVIMOS"

Pintar un grafiti es un delito, matar un toro es un arte. La forma de vestir, se valora más que la de pensar, la pizza llega másrápido que la policía. Los animales son mejores amigos que las personas. No se intentan solucionar problemas, sino convivir con ellos. Donde es más importante aparentar que ser. Perder tu celular es másdramático que perder tu virginidad. Lo normal es raro y lo vulgar es moda. Los hipócritas son los buenos y los sinceros los malos.

Donde la forma de vestir se valora más que la de pensar. “Bullying” es la palabra novedosa. Donde el suicidio ya es algo normal. En el que es más fácil no cambiar nada, que cambiar lo que hay a nuestro alrededor, sino pregúntemelo a Mito Barrientos actual alcalde de Xela (lleva aproximadamente más12 años en el poder). Vivimos en un mundo donde los animales son mejores amigos que las personas. Donde no hay respeto y mucha ignorancia.Donde la gente sonríe más a las cámaras fotográficas que a la vida misma.Como decía John Lennon “nos escondemos para hacer el amor, mientras la violencia se practica a plena luz del día” Donde las relaciones son más difíciles ahora porque ya nadie se toma el tiempo en enamorar; las conversaciones se convirtieron en textos, los argumentos en llamadas, los sentimientos en indirectas. La palabra amor es utilizada fuera de contexto, la inseguridad se volvió una forma de pensar, los celos en habito, engañar en accidente, y ser lastimado, ahora es algo natural. En el que las mentiras le ganan al amor. Donde decir “vete ya esta relación se terminó”, es más fácil que decir “lo siento”.  Donde hay muchos solteros enamorados y muchas parejas que fingen amarse.
Les dejo esta frase quien pronuncio el ganador del Nobel de medicina (el oncólogo brasileño DrauzioVarella “ En el mundo actual, se está invirtiendo cinco veces más en medicamentos para la virilidad masculina y silicona para mujeres, que en la cura del Alzheimer. De aquí a algunos años, tendremos viejas de pechos grandes y viejos con anatomía dura, pero ninguno de ellos se acordara para que sirven”.

El arte de vivir