jueves, 26 de noviembre de 2015

"LA VIDA ME HA ENSEÑADO"

"LA VIDA ME HA ENSEñADO a decir adiós a la gente que amo sin quitarlas de mi corazón.
La vida me enseñó que hay tanto ahí fuera
que tengo que luchar para romper barreras
que no debo convertir a la búsqueda en espera
que la tristeza y la felicidad son pasajeras.
Que hay ratos en que a la vida no se le ve sentido
que hay días en que sientes que todo lo has perdido
que nunca hay que desear nunca haber nacido
que no es casualidad, que por algo sigo vivo.





La vida me enseñado
La vida me enseño a pelear día a día
para poder seguir sin mirar atrás
abriendo caminos entre las espinas 
y creer que lo malo puede cambiar.
La vida nos enseña cada segundo
que no se puede parar, que hay que continuar
y superar el dolor,aunque duela el corazón
si llegamos a caer siempre hay que levantarse.
claudia alonso

Que la muerte empieza 
Cuando dejas de amar
Que eres más pequeño
Que todos tus sueños juntos
Que cualquier desconocido
Te lanza un salvavidas
Cuando crees que no puedes
Llegar a las playas distantes.
Que siempre tienes lo que
Mereces y un poco más.
Que el misterio te rodea
Que no sabes nada
Que la muerte siempre
Llama a todas tus puertas
Que su hermana es la vida
Que el tiempo no existe
Que se acabó este poema.
(Murialdo Chicaiza, lapiedraviene)

Sonreír a la gente que no me quiere para mostrar que soy distinto a lo que ellas creen
Hacer de cuenta que todo esta bien cuando no es la verdad, para que yo pueda creer que todo va a cambiar
Callarme para escuchar, aprender de mis errores, al final siempre puedo ser mejor.

A luchar contra las injusticias, sonreír cuando lo que mas deseo es gritar al mundo todos mis dolores
A ser fuerte cuando los que quiero están mal
Ser cariñoso con todos que necesiten mi cariño, oír a todos que solamente necesitan desahogarse
Amar a los que me dañan o quieren hacer de mi el deposito de sus frustraciones y desafectos,
Perdonar incondicionalmente pues también yo ya he necesitado perdón.

Amar incondicionalmente pues también yo necesito este amor.
A alegrar a quien lo necesite, soñar despierto, despertar para la realidad (siempre que necesario)
A aprovechar cada momento de felicidad
A llorar de anhelo sin vergüenza de mostrarme.

La vida me ha enseñado a tener ojos para ver y oír las estrellas, aunque ni siempre las pueda entender.
A ver la maravilla de una puesta de sol.

A sentir el dolor del adiós y de lo que termina siempre luchando por preservar todo lo que es importante para la alegría de mi ser.

A abrir mis ventanas para el amor, a no temer el futuro.

La vida me ha enseñado y me sigue enseñando a disfrutar del presente, como un presente que de la vida recibo, y usarlo como un diamante que yo mismo tengo que lapidar, dándole la forma que yo elija.

- Charles Chaplin -